Twitter Facebook    

    banner web 5

logo1

Gastritis1PrincipalAunque estos consejos pueden sernos de ayuda para aliviar los síntomas de la gastritis es fundamental acudir a un especialista para mantener un control de la enfermedad.

Redacción y fotos: mejorconsalud.com

La gastritis es un trastorno en el que el revestimiento del estómago resulta inflamado, desencadenando una fuerte sensación de ardor abdominal, acompañada con acidez y gases. Puede estar causada por muchos factores; sin embargo, la mayoría de los casos se producen por el crecimiento excesivo de la bacteria Helicobacter pylori, que es la misma que provoca la formación de úlceras.

Sus síntomas pueden aparecer de forma repentina, o se pueden desarrollar de manera gradual. Si bien suelen ser de carácter leve y transitorio, existe el riesgo de complicaciones como el sangrado estomacal.

Hay una serie de trucos caseros que permiten minimizarlo, sobre todo cuando se produce por el estímulo de un irritante externo.

La gastritis se produce por la irritación del revestimiento que protege al estómago contra los jugos digestivos. La debilidad que sufre esta barrera mucosa por el exceso de ácidos produce un deterioro que genera inflamación y lesiones.

La mayoría de los casos ocurren después de una infección; no obstante, también se desencadena por trastornos auto inmunitarios, reflujo de bilis hacia el estómago y enfermedades digestivas.

Factores de riesgo:

Infecciones por la bacteria H. pylori

Enfermedades parasitarias y virales

Uso prolongado de medicamentos analgésicos

Consumo excesivo de alcohol y cigarrillo

Exposición al estrés

Lesiones en el sistema digestivo

Enfermedad de Crohn

El consumo de alimentos irritantes no es una causa de gastritis, pero sí un factor que aumenta la gravedad de sus síntomas.

¿Cómo saber si tengo gastritis?

Muchos casos de gastritis trascurren de manera asintomática. Los pacientes pueden sentir un malestar estomacal que se confunde con facilidad con una indigestión común.

De acuerdo con su nivel de gravedad, también puede causar:

Ardor en la parte superior del estómago

Náuseas y vómitos

Pérdida del apetito

Dolor estomacal y gases

Reflujo ácido

Si los síntomas son recurrentes es importante consultar al médico. Tras una exploración física, este puede recomendar pruebas de laboratorio para confirmar el diagnóstico.

Consejos caseros para controlar la gastritis de forma natural

Hay muchos medicamentos que pueden ayudar a controlar la gastritis. Pese a esto, es fundamental que los pacientes afectados cambien su estilo de vida para prevenir complicaciones.

Si bien los remedios calman momentáneamente las molestias, son los hábitos los que determinan si reaparecen, se curan, o se hacen más graves.

Consumir gelatina fría

La gelatina es un alimento lleno de nutrientes esenciales que benefician el organismo. Sus aminoácidos, vitaminas y minerales ayudan a reparar el revestimiento estomacal, controlando la inflamación.

Consume una porción de gelatina fría cuando sientas ardor o cualquier síntoma de gastritis.

Comer una banana

Por sus aportes de fibra y antioxidantes, la banana es uno de los remedios tradicionales para paliar las dificultades digestivas que se producen debido a la gastritis.

Es un alimento suave que ayuda a regular el pH del estómago, disminuyendo el exceso de acidez que produce úlceras e irritación.

Consume una porción de banana, o bien, inclúyela en tus batidos y desayunos.

Beber agua de arroz

Las fibras que se concentran en el agua de arroz son útiles para apoyar el proceso de digestión. Sus nutrientes actúan como calmantes naturales en el estómago, ayudando a regenerar los tejidos irritados por los ácidos.

Cuece arroz en agua, sin añadirle aliños, y consume el líquido 2 o 3 veces al día.

Es primordial que limites la ingesta de lácteos, frituras y comidas picantes, por lo menos mientras sientes alivio.

Aumentar el consumo de agua

Los pacientes que tienen este problema estomacal deben consumir suficiente agua para garantizar un buen proceso de digestión. La poca ingesta de líquido facilita las alteraciones en el pH, permitiendo que los jugos ácidos causen daños.

Asegúrate de tomar entre 6 y 8 vasos de agua al día.

Ten en cuenta estas recomendaciones y úsalas como aliadas de tu tratamiento contra la gastritis. Consulta al médico de forma periódica para evaluar en qué estado está la enfermedad.