Twitter Facebook    

    banner web 5

logo1

Guayaba1PrincipalCómo usar las hojas de guayaba para la caída del cabello. Son tratamientos puedes hacerlo una vez por semana, si quieres mantener tu cabello sano y brillante. Los beneficios de la guayaba para el cabello se basan en las vitaminas que posee, complejo B, vitamina C y minerales.

Redacción y foto: Redes Sociales

¿Conoces todos los beneficios que tienen las hojas de guayaba para el cabello? Si no es así, ¡no te preocupes! porque en este artículo vas a descubrir cómo usar el té de guayaba para el cabello para mantenerlo sano, fuerte y hermoso. ¡No te lo pierdas!

Usos de las hojas de guayaba para el cabello

Desde la antigüedad se ha empleado las hojas de guayaba para hacer crecer el cabello y detener su caída principalmente, pero con el paso de los años esta saludable costumbre se fue perdiendo hasta hace un tiempo que ha vuelto a convertirse en un remedio popular.

Se ha comprobado que las hojas de guayaba para el cabello son analgésicas, antiinflamatorias, antimicrobianas y antioxidantes que te ayudarán a:

Caída del cabello

Las hojas de guayaba para la caída del cabello son un remedio natural muy efectivo, ya que algunos de sus componentes tienen la capacidad de estimular la renovación y el fortalecimiento de los folículos capilares. Para ello debes de realizar un masaje con agua de guayaba para el cabello, lo cual hará que la circulación sanguínea del cuero cabelludo se active, fortaleciendo las raíces del pelo, evitando la caída del cabello.

Crecimiento

El alto contenido de vitamina C que tienen las hojas de guayaba estimula la producción de colágeno, lo cual resulta muy favorable para el crecimiento del cabello. Por otro lado, las hojas de guayaba para crecer el cabello son también muy buenas debido a que son una fuente natural de vitamina B2, un nutriente esencial para reparar las células de los folículos capilares.

Cabello graso

Otros de los beneficios de la hoja de guayaba para el cabello es que impide la excesiva producción de sebo y evita que los poros se tapen, evitando de esta manera que tu pelo luzca grasoso y con caspa. Para obtener esta ayuda, debes preparar un té de guayaba para el cabello y luego colocar unas gotas en tu champú y en tu acondicionador de uso habitual.

Para el cabello dañado

Las propiedades antioxidantes de las hojas de guayabo para el cabello te serán de gran ayuda para combatir los radicales libres que dañan la fibra capilar, evitando que esta se deteriore, quiebre y caiga. También son ricas en licopeno, un antioxidante poderoso capaz de proteger tu pelo de los efectos dañinos de los rayos ultravioletas del sol.

Té de hojas de guayaba para el cabello

¿Cómo usar las hojas de guayaba para hacer crecer el cabello, detener su caída y mantenerlo brillante? Lo único que tienes que hacer es preparar un té de hojas de guayaba. Para ello toma nota de los siguientes pasos: con siete hojas de guayaba y un litro de agua.

La preparación es muy fácil, vierte el agua en una cacerola y caliéntala hasta que entre en ebullición. Cuando el agua haya hervido, añade las hojas de guayaba, baja el fuego y deja hervir por 10 minutos. Pasado ese tiempo, retira del fuego, filtra y dejar enfriar.

Aplicación: Para sacar provecho de los beneficios de la hoja de guayaba para el cabello, lávalo con champú, pero no le apliques acondicionador.

Seca el pelo al aire libre y luego aplica el té de hoja de guayaba, masajeando suavemente el cuero cabelludo durante 10 minutos por lo menos.

Verifica que tanto las raíces como las puntas de tu cabello hayan quedado impregnadas de agua de guayaba.

Deja actuar la solución 2 horas aproximadamente y enjuaga tu cabello con abundante agua tibia.

Mascarilla de guayaba para el cabello

Otra forma de emplear las hojas de guayaba para el crecimiento del cabello es preparando en casa una mascarilla de guayaba. Para ello debes de coger 4 o 5 hojas de guayaba y la pulpa de una guayaba. Coloca todo en un recipiente y procesa un poco hasta obtener una pasta.

Esparce toda la pasta sobre todo tu cabello, envolviéndolo posteriormente en una toalla para que no manche la ropa. Deja actuar durante toda la noche y por la mañana lava como de costumbre.