Pauta para Banner Superior
Twitter Facebook    

logo1

ULTIMAS NOTICIAS
  • Loading

nexflit PrincipalSon equipos modificados para facilitar la piratería. Cuestan entre 60 y 300 dólares y prometen acceso ilimitado a todo tipo de series, películas y programas de TV sin tener que pagar una suscripción. Cómo funcionan y qué dice la ley al respecto.

Redacción: Agencia   Foto: Redes 

 

 

"Acceda a películas, programas de televisión o eventos deportivos sin tener que firmar un contrato ni pagar una cuota mensual". Así publicita CorkyTV, desde su página web, su polémico servicio.

¿De qué se trata? En el sitio se ofrecen Amazon Fire TV, Roku, Android TV y otros dispositivos del estilo, modificados para que el usuario pueda acceder a series, shows y films que se encuentran disponibles en sitios, muchas veces poco confiables, con facilidad y sin limitaciones.

Le gente adquiere los equipos alterados y luego descarga aplicaciones para obtener acceso ilimitado a programación no autorizada. Algunas de estas "cajas mágicas" incluso vienen con esas apps instaladas.

Según el abogado especializado en propiedad intelectual Lance Koone, mucha gente accede a programación no autorizada sin saberlo.

"Sólo ofrezco un servicio. Intento no ser un mal tipo", dijo Corky Stanton, fundador del sitio, quien se jacta de no estar cometiendo ningún ilícito. Es que Stanton, como otros, aprovecha una suerte de limbo legal que permite comercializar estos equipos alterados sin, técnicamente, quebrantar la ley.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea resolvió en abril que es ilegal vender cajas modificadas para facilitar la piratería, pero en Estados Unidos, si esos gadgets se emplean para ver contenido online no se está cometiendo un ilícito.

El problema es si se utilizan para descargar el material sin permiso, según detalló Mitch Stoltz, abogado de la asociación de derechos digitales Electronic Frontier Foundation, en una nota publicada en Bloomberg.

Los gadgets valen entre 60 y 300 dólares. Se estima que cerca del 6% de los hogares en Estados Unidos tienen reproductores de medios digitales de ese tipo, según datos de Sandvine Inc, proveedor de equipos de banda ancha Sandvine Inc.

Los dispositivos son fáciles de usar, económicos y el hecho de que la ley no prohíba su venta, los convierte en "un gran problema", según remarcó Karen Thorland, vicepresidenta de protección de contenido global de la Motion Picture Association.

El software que más se suele utilizar en estas cajas se llama Kodi, una app gratuita y diseñada originalmente para ver y organizar fotos y videos. Pero también permite descargar otras apps de terceros, incluso aquellas que ofrecen contenido pirateado.

Nathan Betzen, gerente de producto de Kodi explicó que si bien no les gusta que la gente altere el software para hacer piratería no tienen la posibilidad de evitar esto. De todos modos subrayó que el equipo de Kodi alertó a eBay, Amazon y Facebook sobre esta práctica.

Según advierte Koonce es difícil atrapar a quienes orquestan el sistema para facilitar la piratería porque estos registran sus sitios con nombres irreales, y una vez que el servidor es identificado, lo modifican.

Por otra parte, el hecho de que las cajas se comercialicen en todos lados, tanto en el mercado negro como en sitios de eCommerce (llegaron a estar disponibles en Amazon), hace muy difícil frenar esta práctica.

 

 

BANNER INFERIOR 2-1