Pauta para Banner Superior
Twitter Facebook    

logo1

RemediosCaseros TosLa tos seca o tos irritativa es aquella que se presenta sin ningún tipo de flema o expectoración, muy común en casos de resfriado y diversas infecciones y enfermedades de las vías respiratorias que producen irritación en estas.   

Redacción y Foto: Agencias

Cuando aparece la tos seca, que se origina debido a un resfriado, existen varios remedios caseros para la tos seca que te ayudarán a recuperarte lo antes posible. Te compartimos algunos para que puedas aliviar el malestar. Si este persiste, te invitamos a que consultes con un especialista.

Jarabe de clavos, anís y manzanilla

Prepara la infusión de manzanilla, deja hervir y agrega luego el anís y los clavos. Permite que hierva durante 5 minutos para que se desprendan todos los aromas y propiedades, apaga el fuego y deja reposar por 5 minutos. Cuela y mezcla el líquido con miel y zumo de limón al gusto y guarda la mezcla en un bote o tarro que te resulte cómodo. Toma dos cucharadas de este jarabe natural tres veces al día y notarás un pronto alivio de la tos seca.

Jarabe casero de jengibre, miel y limón

Estos ingredientes resultan muy efectivos contra este molesto síntoma y el jengibre resulta perfecto por sus propiedades antivirales y antibacterianas y, además es un remedio indicado para la tos con flemas. Para hacer este jarabe natural necesitarás un tarro para guardar el jarabe, 3 rodajas de limón, miel oscura natural y 3 rodajas de jengibre.

Para prepararlo tendrás que hervir en agua las rodajas de jengibre y limón y en el recipiente con la miel añadir el líquido resultante de hervir estos dos alimentos durante 15 minutos. Mezcla bien todo hasta que quede uniforme y guárdalo en la nevera, puedes guardarlo en frío hasta por 2 meses y medio. Puedes tomar una cucharada grande 2 o 3 veces al día o bien añadirlo en una taza con agua caliente para que se deshaga un poco y tomarlo a modo de bebida las mismas veces.

Leche y miel

La leche combinada con la miel, un fabuloso antibiótico natural, es uno de los mejores y más simples remedios caseros para la tos seca. En medio vaso de leche tibia añade dos cucharaditas de miel y bebe tres o cuatro veces al día para mejorar esta condición. Es importante que la leche esté tibia y no muy caliente, ya que podrías irritar la garganta y aumentar el malestar.

Ten en cuenta que este remedio solo se recomienda para la tos seca, si tienes tos con flema la leche aumentará la mucosidad, resultando perjudicial.

Vahos de eucalipto, laurel y limón

Los vahos o vapores son de los mejores remedios caseros para la tos seca, resultando efectivos también en el caso de que haya congestión nasal. Entre las diversas opciones que hay, encontramos dos plantas que resultan muy propicias, el eucalipto y el laurel. Además, añadir unas gotas de jugo de limón también te beneficiará para aliviar la tos seca.

Solo debes hervir un puñado de cualquiera de estas dos hojas o unas gotas de sus aceites esenciales en agua durante 10 minutos. Después apaga, añade unas 10 gotas de zumo de limón y aspira el vapor que emana cubriendo tu cabeza con una toalla, puedes hacerlo 2 o 3 veces al día.

Ajo, aceite de oliva y tomillo

Por último, te recomendamos un remedio natural con ajo, aceite de oliva y tomillo que resulta muy efectivo y fácil de preparar. El ajo es un antibiótico natural muy potente, el aceite de oliva hidrata la garganta irritada y la alivia de forma rápida y el tomillo es un gran antiséptico y antiinflamatorio.

Así, para preparar un remedio natural con estos ingredientes tendrás que machacar 10 dientes de ajo en un recipiente en una taza, llenarla con aceite de oliva y añadir 5 ramas de tomillo. Deja que repose un día entero y cuela la mezcla, quedándote con el líquido resultante en un tarro con tapa, del cuál podrás coger una cucharada todos los días en ayunas, hasta que ya no tengas tos o bien hasta que se termine la mezcla.

Recuerda que si la tos es persistente y no cede a pesar del uso de remedios caseros o comerciales, es importante visitar a un médico.