Pauta para Banner Superior
Twitter Facebook    

logo1

ULTIMAS NOTICIAS
  • Loading

AntojosConsejos sobre qué y cómo alimentarse durante el día para satisfacer las tentaciones de los bocadillos.   

Redacción y Foto: Agencias

Sin duda, la tentación de todos es la comida y más aún cuando el apetito se abre en los espacios libres del día a la espera del almuerzo y la cena.

Es común ingerir colaciones, snacks o refrigerios a lo largo de la jornada para saciar el hambre o simplemente el antojo provocado muchas veces por la ansiedad.

Es importante alimentarse bien para rendir en cualquier actividad que implique un esfuerzo, como la actividad física e intelectual. Por eso, muchas veces se recurre a esos bocadillos entre las comidas, pero si no se consumen adecuadamente puede desencadenar en problemas relativos al peso.

La lógica pareciera ser que si se come menos se baja de peso, pero el organismo actúa distinto. El cuerpo cree que a mayor comida, menos necesita guardar energía en forma de grasa. Esto es de importancia principalmente para las mujeres porque tienden a almacenar grasa en las caderas y los senos.

La doctora especializada en promoción de la salud, Marilú Acosta, explicó la relación entre el tiempo y la comida. “Cuando mantenemos la provisión constante de nutrientes a nuestro cuerpo, el cerebro se relaja, piensa que vive en un ambiente de abundancia y deja de preocuparse por los momentos en que faltará comida. Esto se logra comiendo cada tres horas, dándole al cuerpo porciones más grandes durante las tres comidas principales y pequeñas cantidades de comida en los refrigerios. El orden de abundancia es de mayor a menor del desayuno a la cena”.

La cantidad y frecuencia de la comida son dos aspectos a considerar para alimentarse de una forma moderada en las comidas principales. Entonces, ingerir alimentos más veces al día hace que el cuerpo regule automáticamente la cantidad que se ingiere.

Así mismo, Acosta, entregó algunos consejos para satisfacer los antojos entre las comidas:

Desayuno: debe ser abundante en proteínas, carbohidratos, vitaminas y agua para poder iniciar el día con energía y lucidez mental.

A media mañana: Si practicas actividad física se recomienda consumir más carbohidratos y proteínas como por ejemplo un sándwich, y si es una actividad cognitiva, es preferible la grasa, vitaminas, minerales y agua.

En la tarde: las opciones puede ser consumir fruta, pan con mantequilla de maní, barritas de cereales y rollitos de jamón.

De esta forma se pueden evitar los atracones de comida y llegar a la cena sin hambre, para así consumir lo mínimo antes de dormir sin compensar a esa hora lo que no se ingirió durante el día.