Pauta para Banner Superior
Twitter Facebook    

logo1

ExfoliantesPrincipalAlgunos componentes de los cítricos pueden manchar la piel al contacto con el sol recomendamos utilizar estos exfoliantes en horas de la noche y aplicar protector solar al día siguiente.

Redacción y fotos: Salud y belleza

 

 

Todos los días exponemos nuestra piel a sufrir lesiones debido a la contaminación, el aire, los rayos del sol y los cambios drásticos de temperatura.

Estos son los 3 pasos básicos para tener una piel sana:

Limpieza: Hay que remover los residuos que se acumulan con un exfoliante.

Tonificación: Se requiere el uso del tónico por la mañana y la noche para mantener el equilibrio en la piel.

Hidratación: Es fundamental para reponer el agua que se pierde durante el día.

Te recomendamos: Cómo limpiar el rostro de forma apropiada antes de dormir

Pero, ¿qué tan buenos son los cítricos para la piel? Hay muchos productos que benefician el estado de la piel, pero ninguno se compara con las propiedades que ofrecen los cítricos.

Estos nos ofrecen una combinación de vitamina C, ácido y carotenos, los cuales tienen propiedades antioxidantes y revitalizantes para todo el organismo.

Su composición antibacteriana y astringente combate el exceso de grasa y células muertas. Prueba los siguientes exfoliantes naturales que cambiarán tu piel.

No olvides hacer una prueba en una zona pequeña para descartar alergias. Jugo de limón miel y avena

1. Jugo de limón, miel y avena

El limón es un antioxidante con alto contenido de vitamina C que ayuda a reparar los tejidos de la piel. La miel, por su parte, funciona como limpiador, pero además hidrata y nutre cada poro. Para terminar, la avena blanquea, exfolia y rejuvenece la piel.

Ingredientes:

2 cucharadas de avena (20 g)

1 cucharada de miel (25 g)

El zumo de 1 limón

Preparación:

En primer, lugar coloca la avena en un recipiente.

Añade la cucharada de miel y mezcla.

A continuación, agrega el zumo de limón y combina hasta obtener una crema pastosa.

Modo de aplicación:

En primer lugar, lava bien el rostro y seca ligeramente.

Aplica el exfoliante dando masajes circulares.

Deja actuar durante 10 minutos y enjuaga.

2. Cáscara de naranja y miel

La cáscara de naranja contiene azúcares, nutrientes, vitaminas, flavonoides y antioxidantes. Así las cosas, es ideal para desinflamar, nutrir y desinfectar las zonas con impurezas. Combinada con la miel refuerza el efecto antibacteriano y nos ayuda a limpiar el rostro y remover las células muertas.

Ingredientes:

2 cucharadas de cáscara de naranja rallada (20 g)

1 cucharada de miel (25 g)

Preparación:

Para empezar, lava bien la naranja y ralla la cáscara.

Ponla en un recipiente y agrega la cucharada de miel.

Mezcla bien hasta crear una pasta homogénea.

Modo de aplicación:

Jugo de limón y leche en polvoEn primer lugar limpia bien el rostro y, a continuación, aplica el exfoliante de manera uniforme. Deja actuar durante 15 minutos y enjuaga con abundante agua tibia para eliminar todos los residuos.

3. Jugo de limón y leche en polvo

Si lo que quieres es conseguir luminosidad de forma inmediata este exfoliante es para ti. El limón es una fruta que elimina las bacterias y gérmenes que se alojan en la piel. La leche en polvo contiene grasas naturales que hidratan sin favorecer la acumulación de sebo en los poros a la vez que repara.

Ingredientes:

1 cucharada de leche en polvo (10 g)

El zumo de un limón

Preparación:

Coloca la leche en polvo en un recipiente, añade el jugo de un limón y combina hasta conseguir una mezcla más o menos homogénea.

Modo de aplicación:

Después de lavar y secar tu rostro, aplica la mezcla.

Presiona ligeramente con las yemas de los dedos en las áreas grasas: nariz, barbilla y frente. Deja actuar durante 10 minutos. Para terminar, enjuaga con agua tibia.

4. Limón y naranja

La combinación de naranja y limón combate de manera directa el acné, resequedad y manchas en la piel. La sal de mar remueve las impurezas y abre los poros, mientras que el toque de aceite de oliva humecta la zona.

Ingredientes:

2 cucharadas de aceite de oliva (32 g)

2 cucharadas de sal de mar (20 g)

1 naranja pequeña en rodajas

2 rodajas de limón

Preparación:

En primer lugar, pon el aceite de oliva en la licuadora y agrega la sal de mar.

Enseguida corta la naranja en rodajas y añádelas, junto con las de limón, a la licuadora.

Procesa todos los ingredientes hasta obtener una consistencia pastosa.

Modo de aplicación:

Limpia bien el rostro y aplica con las yemas de los dedos.

Deja actuar 20 minutos y enjuaga.

No te pierdas: Grandes beneficios de la corteza de naranja

5. Piña, limón y fresas

La piña contiene una sustancia llamada bromelina, la cual limpia y le devuelve la suavidad a la piel. El limón combate las bacterias, mientras que las fresas son ideales para un cutis graso porque desinfectan granos y espinillas.

Ingredientes:

1 rodaja de piña

1 cucharada de jugo de limón (10 ml)

2 fresas

1 cucharada de polvo para hornear (10 g)

Preparación:

Procesa la rodaja de piña en la licuadora para obtener su jugo.

A continuación, agrega el jugo de limón y las fresas.

Tritura las fresas con ayuda de un tenedor.

Luego agrega el polvo para hornear y espera a que pase el efecto efervescente.

Seguidamente mezcla y aplica la pasta.

Modo de aplicación:

Coloca en el rostro y espera a que haga efecto durante 20 minutos. Pasado el tiempo indicado, enjuaga con agua tibia. ¿Con cuál vas a empezar?