Twitter Facebook    

logo1

ULTIMAS NOTICIAS
  • Loading

mynorgofinal¿Cuántas ganas tienes de levantarte y ser diferente? ¿Cuántas ganas tienes de ganar y hacer tu mejor y mayor esfuerzo?

 Por: MynorGo - @MynorGo

 

Un buen grupo de personas han pasado tiempo de mucho trabajo y de mucho cansancio y se han quedado muy cerca de la recompensa de los proyectos, por haber desmayado. Siempre me encuentro historias de personas que decidieron no seguir en cierta empresa o en determinado puesto porque no tuvieron más fuerzas para seguir avanzando, esforzándose o como comúnmente se dice: “Que no soportan más ese empleo”.

Es parte del ser humano desmotivarse cuando no ve los resultados que ha anhelado, o bien cuando esta consciente que su esfuerzo ha sido mínimo y que con ese mismo esfuerzo jamás conseguirá algo, que no será una persona de alto rendimiento y al no esforzarse cae en lo que yo llamo: “sabotear su propia visión y futuro”.

He conocido personas que con sus actitudes se convierten en el peor enemigo de su futuro, actuando así, sin la responsabilidad de cuidar lo que hasta el momento ha conseguido, teniendo las peores actitudes, alejando a las personas que la vida puso en su entorno para complementarles. La visión de cada persona o empresa necesita compromiso, planificación, esfuerzo, ganas de luchar y pasión por vivir.

Recientemente, impartí unas conferencias en una empresa privada y me hacia tanto eco en mi corazón hablarles del esfuerzo, porque muchas personas creen que siguiendo una vida de rutina, acomodada y me atrevería a agregar una vida amoldada con las cosas a medias, lograrán el futuro que anhelan o desean, están tan equivocados. La mayoría de las personas coinciden en que no han dado su mayor esfuerzo porque dejaron de creer, porque han desmayado, porque se han dejado vencer.

Recuerda que no se pierden las batallas cuando nos derriban sino cuando perdemos las ganas de volver a levantarnos.

¿Cuántas ganas tienes de levantarte y ser diferente? ¿Cuántas ganas tienes de ganar y hacer tu mejor y mayor esfuerzo?

Hablarte al corazón y al alma es una cualidad que la vida me ha dado y eso haré en este momento.

La única forma en que la vida te recompensará con un futuro extraordinario será cuando te comprometas a hacer que las cosas pasen de una mejor manera, conviértete en enemigo de la rutina porque ésta sólo te acomodará a un estado de vida, lucha por ser mejor, lucha por algo más, lucha por esos sueños y esos resultados que tanto deseas y necesitas.

Vivir no es fácil pero tampoco imposible. Cuando generas nuevas ideas de negocios accedes a tu mayor riqueza, porque el dinero no tiene la capacidad de multiplicarse por sí solo sin una buena idea. A esto, agregas una buena planificación y compromiso con el resultado hasta agotar tu energía. ¿Cuántos días de tu vida los terminas sabiendo en el fondo de tu corazón que no diste todo lo que podías? ¿Que no pusiste pasión a tu empleo, tu familia, tus sueños? Supongo que muchos. Ese sentimiento se convierte en una frustración escondida que sabotea tus sueños y desmotiva tu corazón.

Otro punto importante es que muchos empresarios manejan un alto nivel de inconformidad con sus colaboradores. Coinciden en que están cansados de los malos resultados o de los “casi llegamos a las metas del mes”. Les pregunto: ¿Creen en el futuro de su empresa? ¿Cómo ven este futuro? Responden: “¡Uff! Grande y maravilloso, tenemos metas claras, objetivos planteados y estamos trabajando con entusiasmo, sólo que con las personas desmotivadas, negativas y rogadas cuesta llegar, pero llegaremos”. A esto le llamo el optimista inflexible, porque tiene la meta pero no logra ver el cambio que debe hacer.

Mi respuesta es, no llegarás a conquistar los objetivos sin escuchar a tu gente, sin creer en ellos y menos sin capacitarlos para lograr que sean lo que tu empresa necesita. La mejor manera de llegar al futuro que deseamos, es invirtiendo en el mismo futuro.

Cuando tocas tu bolsillo creyendo en tu futuro, es allí cuando reflejas el compromiso contigo mismo, derramas la certeza de que las cosas están sucediendo. No pretendas conseguir resultados diferentes haciendo siempre lo mismo. Recuerda que la crisis se convierte en la mayor bendición para las personas, porque nos hace ver y buscar puertas que no pensábamos que existían.

Da valor a tus sueños, inyecta pasión por vivirlos, es tiempo de creer en ti y en tu empresa, triste es cuando ni tu mismo crees en tu futuro, porque lo demuestras con la poca o casi nada inversión en tu visión.

Respira, respira mejor, llénate de vida, llénate de pasión. Inicia con una mejor actitud esta semana, este día, este momento. Nunca es tarde para hacerlo, toma las decisiones correctas coherentemente con tus sueños, visión, metas, objetivos.

La solución esta mucho más cerca de lo que te imaginas, ¡acciona!

¡GO! ¡GO! ¡GO!

 

 

 

BANNER INFERIOR 2-1