• tse
  • tse
  • tse
  • tse
  • tse
  • tse
Twitter Facebook    

logo1

FomiMinedPrincipal


Se logrará a través del documento firmado por el secretario técnico y de planificación de la presidencia, Roberto Lorenzana; el ministro de Educación, Carlos Canjura; el presidente de INSAFORP, Ricardo Montenegro y el director ejecutivo de FOMILENIO II, William Pleites.

Redacción: El Periodista       Foto: Fomilenio II

 

FOMILENIO II, la Secretaría Técnica y de Planificación de la Presidencia (SETEPLAN), el Ministerio de Educación (MINED) y el Instituto Salvadoreño de Formación Profesional (INSAFORP) suscribieron una carta de entendimiento para la coordinación de la oferta de formación técnica y profesional y para vincular esta oferta con las demandas de capacitación del sector privado.

Un asunto central en el proceso que se inicia con la suscripción del acuerdo es la formación del Consejo de Coordinación de la educación técnica y formación profesional, con representantes de MINED, INSAFORP y el sector privado, y que serán respaldados por un Decreto Ejecutivo. Dicha entidad establecerá los lineamientos, instrumentos y mecanismos de seguimiento y evaluación para el diseño y ejecución de programas de capacitación que permitan el aprendizaje continuo de las personas, y no sustituye ninguna de las atribuciones del MINED e INSAFORP.

FOMILENIO II está brindando asistencia técnica y financiera para el apoyo a este proceso. Para esto tiene previsto invertir alrededor de $15 millones aportados por el gobierno de Estados Unidos a través de la Corporación Reto del Milenio (MCC, por sus siglas en inglés).

En esa dirección, se han suscrito a la fecha acuerdos para la integración de comités de formación técnica y profesional con los sectores construcción, avícola, plástico, textil y confección, turismo y azúcar. La firma de la carta habilitará una instancia, denominada Juntas de Comités, para que el sector privado pueda consolidar sus necesidades de programas formativos.

Se espera que este esfuerzo contribuya a que los contenidos y enfoques de las capacitaciones impartidas refuercen sustancialmente las competencias de la fuerza laboral; atender los requerimientos de formación de los sectores que generan empleo; mejorar la empleabilidad de las personas y la productividad de las empresas; reconocer el aprendizaje de la fuerza laboral a lo largo de la vida; y promover las competencias, destrezas y habilidades de la fuerza de trabajo del país como un asunto central en la competitividad de la economía nacional.

Dado que las oportunidades de formación y empleo son específicas en cada territorio, se buscará identificar y hacer coincidir las necesidades de formación con las demandas del sector productivo. De esta manera, las personas tendrían mayor facilidad de encontrar un empleo al poseer las competencias técnicas y profesionales que las empresas necesitan.