Twitter Facebook    

    banner web 5

logo1

 

ForoSICA1PrincipalGuatemala recuperará sus niveles de venta al que tenía antes del COVID-19, en 16 meses, dos meses antes que Estados Unidos; mientras que El Salvador espera que lo haga en 22 meses, Honduras lo hará más allá de los 27 meses, algunas de las perspectivas expuestas en el Foro Virtual: "Panorama político y económico para la industria de Centroamérica y República Dominicana", el cual contó con la participación del Secretario General del SICA, Vinicio Cerezo y expertos en temas económicos.

Redacción: con información del SICA

Considerada la peor crisis que ha enfrentado la humanidad en la historia reciente, el Coronavirus, ha impactado no solo la salud de la ciudadanía de la región, sino la economía de los países, en las exportaciones y el comercio, las cuales se han reducido en un 40 %, según estimaciones de diferentes estudios.

Ante este panorama ¿cuál es la situación política de la región y perspectivas para la industria?, ese fue el tema que se abordó ayer en el foro Virtual "Panorama político y económico para la industria de Centroamérica y República Dominicana en el segundo semestre 2020", organizado por La Federación de Cámaras de Industria de Centroamérica y la República Dominicana (FECAICA). ConsejoSICA2CerezoPrincipal

En el Foro participó el Secretario General del SICA, Vinicio Cerezo; expertos en temas económicos de la región Paulo de León, Director de Inteligencia Económica y Financiera en Central American Business Intelligence (CABI), y Gerardo Brenes, profesor y conferencista del INCAE Business School y en LEAD University, quienes se refirieron a la situación económica de los países miembros del SICA y lo que se prevé para los próximos seis meses. 

El Foro presentó a la industria de la región el panorama político y económico actual en el contexto del COVID-19, y la percepción por cada país miembro del Consejo Directivo de la Federación ante esta situación.

El Secretario General del SICA, Vinicio Cerezo, consideró importante este espacio porque permite poner en perspectiva la enorme responsabilidad del sector público y privado para trabajar de forma conjunta en el diseño de soluciones innovadoras para hacer frente a la crisis, poniendo en un justo equilibrio la salud y la economía de los países miembros del SICA.

Además, destacó que una de las primeras acciones realizadas como región fue el diseño y aprobación del Plan de Contingencia Regional del SICA, con un fondo de $1,900 millones, como resultado de la primera reunión que se tuvo entre los presidentes de la región en este contexto en donde se adoptó la Declaración Centroamérica Unida Contra el Coronavirus; y de las cuales han derivado más acciones integrales que complementan las iniciativas que ya ejecutan los países miembros del SICA, y que cuentan con el apoyo y respaldo de la institucionalidad del SICA, de las instituciones de gobierno y de Socios para el Desarrollo.

De acuerdo con Eduardo Girón, presidente de FECAICA, ante este panorama, el sector privado debe saber qué está pasando en la región y conocer cuáles han sido las mejores prácticas y los mejores resultados.

“Integrarnos como región, no solo en temas económicos y de comercio, sino en temas de seguridad, de lucha contra la pobreza y el hambre, es lo que se ha buscado desde un inicio, que podamos afrontar cualquier problema venidero con mayor fortaleza de una forma más sincronizada que ponga en primer lugar el bienestar regional”, aseguró Girón.

Aspectos económicos del impacto a causa del Covid-19

Sobre las perspectivas del impacto económico de la Pandemia, Paulo De León aseguró que, según datos del mercado, se tiene una visión bastante optimista de los especuladores y analistas de bolsa en el tema de la recuperación.

“Latinoamérica solo ha recuperado menos del 50 % de las pérdidas, es decir que esta región se recupera más lento y menos que Estados Unidos, y tiene que ver con la debilidad institucional y por lo tanto no vendrá del mismo nivel la recuperación económica”, explicó.

Según de León, CABI diseñó un modelo económico nuevo, ya que es una crisis no originada por un tema económico y financiero, sino que viene por un tema de salud. “Hemos determinado cuatro categorías, sectores prime, sectores de impacto bajo, medio y alto, no todos están siendo afectados al mismo tiempo, y la composición de las economías de Centroamérica y el impacto va a depender de cómo pesa (PIB) cada una de las industrias y sectores”.

Según el experto, Guatemala recuperará sus niveles de venta al que tenía antes del COVID-19, en 16 meses, dos meses antes que Estados Unidos; mientras que El Salvador espera que lo haga en 22 meses. Honduras lo hará más allá de los 27 meses; esto por algunas características particulares que tienen que ver con el nivel de riesgo, inestabilidad macroeconómica, su nivel de déficit, entre otros.