Twitter Facebook    

logo1

InicioKellogs1PrincipalEl inicio de clases en 2021 será diferente, pero Kellogg’s® seguirá acompañando a los niños y a las familias salvadoreñas como lo ha hecho por generaciones.

Redacción           Foto: cortesía

Kellogg’s® busca empoderar a las familias y a todos los niños salvadoreños para que se levanten cada día con la mejor actitud, impulsando que el inicio de clases 2021 sea único y diferente, disfrutándolo con la nutrición de sus cereales y en compañía de los personajes de Kellogg's®: Tony®, Sam® y Melvin®.

La pandemia del COVID-19 dejó a las familias salvadoreñas en casa por varios meses, el cereal se convirtió en un alimento regular y unificador, pues en familia desayunaron con los cereales Kellogg’s®. Ahora con el inicio de las clases, Kellogg's® busca que los pequeños inicien sus mañanas con energía para tener un buen desempeño en su aprendizaje, y qué mejor que con un cereal, el cual puede formar parte del desayuno, la merienda o disfrutarse en cualquier hora del día.

“Kellogg’s® ha estado por generaciones en el inicio de clases, y aunque este 2021 será distinto, Kellogg’s® empodera a los niños a través de la nutrición de sus cereales, que aportan la energía necesaria para que sigan practicando su deporte favorito y también incentiva la creatividad a través de la diversión de sus personajes”, comentó Daniel Nazario, Director General de Kellogg para Centroamérica y Caribe.

Asimismo, comprometidos con su estrategia de Responsabilidad Social, Espíritu y Corazón, Kellogg’s® continúa apoyando a comunidades vulnerables mediante una donación de más de 14 mil porciones de cereales al Banco de Alimentos de El Salvador. Buscando aportar energía y nutrición para que familias salvadoreñas necesitadas puedan seguir dando lo mejor en este inicio de clases.

Esta es una iniciativa regional que se está ejecutando de manera conjunta con los Bancos de Alimentos de El Salvador, Guatemala y Costa Rica, entregando un total de 47 mil porciones de productos Kellogg’s®, buscando así crear Mejores Días en Centroamérica, y a la vez aportar acciones para un mundo bueno y justo donde las personas no solo estén alimentadas, sino realizadas y satisfechas.

“Nuestra finalidad como Banco de Alimentos es la atención alimentaria de los sectores más desprotegidos de nuestro país. Esta misión ha sido cada vez más creciente, por lo que sólo podemos lograrla con el apoyo de nuestros donantes, como lo es Kellogg. A nombre de nuestros beneficiarios queremos agradecer este tipo de donaciones, las cuales siempre son muy bien recibidas”, comentó Lutgardo Cuellar, Gerente de Operaciones para el Banco de Alimentos de El Salvador (BAES).

Fuente: Kellogg´s