Pauta para Banner Superior
Twitter Facebook    

logo1

instrumento PrincipalPara potenciar las habilidades artísticas en niños y jóvenes del municipio de Quezaltepeque, en La Libertad, la Casa de la Cultura del municipio recibió un importante donativo de instrumentos musicales durante el desarrollo del Festival para el Buen Vivir y el programa Gobernando con la Gente, con el que se pretende enriquecer la oferta de talleres artísticos en música.

Redacción: EP       Foto: Cortesía

 

 

El donativo se hizo efectivo gracias a la Fundación ALBA y a la coordinación de la Secretaría de Participación Ciudadana, Transparencia y Anticorrupción de la Presidencia, que trabaja con la Secretaría de Cultura a través de las Casas de la Cultura y Convivencia del país en la inclusión de jóvenes en actividades que les aparten de la violencia.

“Este donativo es muy importante para la Casa de la Cultura y Convivencia de Quezaltepeque, ya que viene a fortalecer las expresiones artísticas en el municipio y en zonas aledañas, y, por supuesto, a contribuir en valores para mejorar la vida de las personas y reducir la incidencia e impacto de la violencia. A través de las artes y la cultura ya se ha iniciado un trabajo con las Colmenitas, proyecto que entre otras cosas fomenta la creación artística, y aquí en Quezaltepeque ya tenemos una Colemenita”, dijo la secretaria de Cultura, Silvia Elena Regalado.

La funcionaria mencionó también que las Casas de la Cultura trabajan enmarcadas en el Plan El Salvador Seguro, con un nuevo enfoque de participación ciudadana y de gestión cultural participativa que busca beneficiar a un gran número de la población salvadoreña.

Por lo tanto, para sentar las bases de un compromiso con las artes comunitarias, la secretaria Regalado juramentó al comité ciudadano, integrado por personas con sensibilidad artística, quienes trabajarán junto a empleados de la Casa de la Cultura y Convivencia de Quezaltepeque en reafirmar su compromiso con las comunidades e implementar proyectos locales para beneficio de los usuarios.

Como cada Festival para el Buen Vivir, el municipio de Quezaltepeque se vistió de un gran número de actividades artísticas, como declamaciones y recitales de poesía, danzas modernas y folclóricas, así como canto y música en vivo, donde los protagonistas de compartir el talento fueron niños, jóvenes y adultos mayores, en un ambiente de inclusión social e intergeneracional.