Pauta para Banner Superior
Twitter Facebook    

logo1

seculturaaaaaPrincipalEl  trabajo de graduación de los alumnos de la Escuela de Teatro del CENAR promoción 2015 -2017, titulado “Por lo que nos queda”, se presentó este 18 de agosto en la Pequeña Sala del Teatro Nacional de San Salvador, para estudiantes del Centro Escolar República Dominicana, San Salvador.

Redacción: EP   Foto: Cortesía

 

 

 

La obra es una creación colectiva de los jóvenes graduados en el Diploma de Teatro del CENAR y relata la historia de despedidas forzadas, gritos y relaciones fraternales malogradas. Enfrentándose al amargo sabor de perder a un ser amado en un país que parece empujarlos al mismo agujero se preguntan: ¿cómo se repara una realidad llena de baches?, mientras se responden “Quizás la única manera sea luchar por lo que nos queda”.

“Gracias por acompañarnos y ser parte de este accidente teatral que llamamos ‘Por lo que nos queda’. Sin ustedes no es posible hacer estas funciones, crear esta atmósfera, imaginar, soñar, vivir, llorar, reír”, dijo Mauricio González, asesor de producción de la Escuela de Teatro CENAR.

Al finalizar la puesta en escena, el elenco fue presentado uno a  uno: Gisselle Campos (Estella), Napoleón Alfaro (Chuz),  Gabriel Rodríguez (Greñas), Sara Sol (Pilar), Homero López (maestro responsable del trabajo), Mauricio González Nieto (maestro asistente), William Castillo (asesor de Producción),  y Noemí Durán (técnica de Producción  y Logística).

Posteriormente, se procedió al conversatorio donde alumnas y alumnos aprovecharon para sacar sus dudas y comentar de la puesta en escena.  Concluyeron que la obra presenta la realidad del país y que no fue un invento de los jóvenes actores.

“En la obra no se trata de darle al público al  pie de la letra cada cosa, sino que lo dejamos  abierto a la interpretación que cada uno puede tener, porque lo vamos a interpretar de acuerdo a la realidad que cada uno vive, y bueno,  todos vivimos esa realidad y nos duele”, dijo el asesor de Producción.

“El teatro creo que no trauma. Sí que nos ayuda a liberar cosas, descontamina, ayuda a encontrar esos casos que nos duelen y eso nos hace sanar, liberar. El hablar con ustedes y dialogar,  ahí estamos sanando. La violencia nos duele a nosotros”, expresó González.

El profesor de Lenguaje y Literatura, Reynaldo González Flores, del C. E. República Dominicana,  comentó: “El teatro busca cambiar en los jóvenes tal vez la ruta que llevan ahorita y que no es de provecho. Busca crear conciencia, y al crear conciencia también a ser críticos en cómo podemos cambiar la realidad que estamos viviendo”.

Para crear la pieza, el elenco comenzó leyendo un texto. Luego cada uno quería algo diferente, pero al final se decidieron por una creación colectiva donde abordar temas que no están en los textos y presentar una realidad para que no nos sea indiferente. Para ello hicieron una investigación de campo en lugares donde se vive la violencia muy de cerca, donde creen que por ser niños y jóvenes no tienen esperanzas de salir  adelante,  donde se sienten perseguidos y piensan que su única salida es irse del país.

“La Escuela de Teatro del CENAR no busca imponer en los jóvenes que estudian teatro,  sino  que su objetivo es abrirles caminos para que sean ellos mismos los creadores de procesos colectivos como este que acaban de presenciar”, dijo el maestro López.

La obra se continuará presentando en la Pequeña Sala del Teatro Nacional los días: Sábado 19 y domingo 20 de agosto, a las 4 p. m.;  jueves 24 y viernes 25 a las 9 a. m., y 2 p. m.; sábado 26 y domingo 27 de agosto a las 5 p. m. La entrada es gratis.