Pauta para Banner Superior
Twitter Facebook    

logo1

AZUCARPrincipal


 San Salvador se convirtió desde este 20 de junio en la sede de la 51ª Sesión del Consejo de la Organización Internacional del Azúcar (OIA), organismo miembros del sistema de Naciones Unidas dedicado a mejorar las condiciones del mercado internacional del azúcar a través de estudios especializados, generación de estadísticas y eventos internacionales de capacitación.

  Redacción: EP       Foto: Ernesto Martínez 

Su máximo órgano es un Consejo que sesiona 2 veces al año, y está compuesto por 87 países que a nivel mundial representan el 87% de la producción, 68% del consumo, 92% de las exportaciones y el 39% de las importaciones.

Este año, la presidencia del consejo le corresponde a El Salvador, a través del consejo salvadoreño de la agricultura azucarera (CONSAA), cuyo presidente es el mismo de  economía, Tarsos Salomón López.

La 51ª sesión de este organismo se lleva  cabo del 20 al 22 de junio e incluye en su agenda el seminario internacional denominado  “Sostenibilidad: una evolución necesaria”, en el que se abordaran los principales desafíos que enfrenta las agroindustrias, a fin de asegurar su sostenibilidad en el largo plazo.

El evento mundial fue inaugurado por el Vicepresidente de la República, Óscar Ortiz, el Presidente azucarera de El Salvador constituye una de las actividades productivas más importantes de este país. “Genera a cerca de 50 mil empleos directos, más de 180 mil empleos indirectos, exportaciones que representan el 4.2% de las exportaciones total y su contribución al producto interno bruto es del 2.6%”, dijo.AZUCAR1

Agregó que además de su contribución a la economía nacional, el sector azucarero impulsa esfuerzos liderados por FUNDAZUCAR para promover el desarrollo sostenible de la agroindustria a través de innovación permanente en sus procesos y mejora en la calidad de vida de los trabajadores.

“En este marco, se impulsa la política de cero tolerancia del trabajo infantil y el manual de buenas prácticas agrícolas, dos herramientas que ponen a nuestra agroindustria en sintonía con las nuevas tendencias del mercado global y las exigencias que nos plantea la sostenibilidad”, detallo.

“El seminario que hoy inauguramos nos pondrá en perspectiva los desafíos que enfrentamos y nos orientará sobre el camino a seguir para garantizar una agroindustria moderna, sostenible y competitiva”, concluyó el funcionario.