Pauta para Banner Superior
Twitter Facebook    

logo1

CasaAbiertaPrincipalDurante el programa, los asistentes compartirán con el presidente Sánchez Cerén sus experiencias como actores de esta estrategia de emprendimiento y desarrollo económico.

Redacción: EP      Fotos: Redes

 

 

Micro y pequeños empresarios de diversos rubros comerciales que son parte activa en la estrategia nacional “Un Pueblo, Un Producto” asistirán este próximo sábado al programa Casa Abierta, espacio de diálogo que impulsa el Presidente Salvador Sánchez Cerén y la Primera Dama, Margarita Villalta de Sánchez, con diversos sectores de la sociedad.

“Un Pueblo, Un Producto” es una iniciativa impulsada por el gobierno a través de la Comisión Nacional de la Micro y Pequeña Empresa (CONAMYPE) desde el año 2010, con el propósito de promover el desarrollo económico local a través de procesos que generen capacidades comunitarias, emprendedoras y empresariales a partir del potencial de recursos locales e identitarios.

La estrategia ha sido respaldada por los gobiernos de Japón y China (Taiwán), países en los que se originó este modelo.

Los asistentes a Casa Abierta son empresarios en los rubros de agroindustria, cerámica, textiles, turismo, dulces artesanales, pesca, artesanías, café, entre otros.

También participarán los alcaldes de los municipios de San Lorenzo, Panchimalco y San Vicente, instituciones cooperantes, academia y universidades.

La estrategia nacional “Un Pueblo, Un Producto” se basa en tres principios fundamentales: actuar local y pensar global, economía y creatividad y desarrollo de los recursos humanos.

Su principal enfoque de trabajo es que la comunidad se incentive y asuma el proceso de desarrollo desde sus propios recursos, así como que identifique oportunidades de desarrollo económico desde iniciativas emprendedoras.

Esta iniciativa busca también que los productos sean propios y únicos, producidos con recursos locales, accesibles a la comunidad, permitiendo de esta forma que los habitantes en cada territorio se conviertan en actor activo, determinante para la construcción de soluciones de sus problemas, la promoción del adelanto productivo y el fomento de la equidad.

La estrategia también fomenta la coordinación entre los actores locales, la cual es necesaria para generar una cultura de organización e identidad, bajo un enfoque económico alrededor de los tesoros y costumbres de los pueblos, descubriéndolos, desarrollándolos y comercializándolos de forma organizada para colocarlos visiblemente en el país y en el mundo.