Twitter Facebook    

    banner web 5

logo1

AES2Principal


AES El Salvador invirtió $ 130 mil dólares, AES El Salvador, a través de su empresa CLESA, reemplazó siete kilómetros de cable eléctrico por uno de mejor capacidad sobre la calle que conduce desde el municipio de Salcoatitán a Santa Catarina Masahuat, Sonsonate, para llevar un mejor servicio de energía a 10 mil clientes.

Redacción: Milady Cruz              Fotos: cortesía AES

 

Una de las principales apuestas de la compañía AES El Salvador, que por medio de CLESA implementa es el beneficio directo hacia las comunidades, llevando un servicio de alta calidad con la energía eléctrica. Es por ello, que durante el primer trimestre de 2018, la empresa distribuidora de energía renovó un circuito eléctrico en el occidente del país, para disminuir las fallas en el servicio y mantener un nivel adecuado de voltaje a favor de la comunidad, el comercio y la industria.

Los municipios beneficiados con esta obra son: Jujutla, Guaymango y San Pedro Puxtla en el departamento de Ahuachapán; y Salcoatitán, Acajutla y Santa Catarina Masahuat en el departamento de Sonsonate. Con esta inversión son impactadas cerca de 85 mil personas que habitan más de 50 comunidades y cantones en estos cinco municipios del occidente del país. EnergíaClesa1Principal

La nueva red eléctrica tiene una mayor y mejor capacidad, lo que reduce las fallas en el servicio y mejora la calidad de energía que la empresa sirve a sus clientes.

“Estas obras traen desarrollo económico y social a nuestras comunidades. Nos sentimos satisfechos que CLESA esté trabajando para que tengamos un cambio positivo en nuestros hogares y familias”, expresó Luis Adán Ramos, líder de la comunidad Los Tres Caminos del municipio de Santa Catarina Masahuat.

El nuevo cableado está ubicado a 40 pies de altura con el objetivo de disminuir los riesgos eléctricos ocasionados por el contacto con las ramas de los árboles o los habitantes de la comunidad.

Para construir esta nueva red eléctrica se colocaron 70 postes de concreto, 480 aisladores de 46KV, 22,000 metros de cable y otros materiales. Además, fue necesaria una fuerza laboral de 30 trabajadores que realizaron el proyecto de re calibración durante el primer trimestre de 2018.

“Pasamos de un cable delgado a uno que es más grueso y resistente que está a mayor altura, lo que permitirá un mejor voltaje, disminución en las fallas, un mejor servicio y mayor seguridad para la comunidad”, destacó Víctor Pleitez, Supervisor de Construcción de CLESA.

En 2018, CLESA realizará otro proyecto de re calibración de circuito en el municipio de Sonsonate por una inversión que supera los 100 mil dólares. La empresa distribuidora de energía invertirá $9.6 millones en diversos proyectos de mejora y modernización a favor de las comunidades en el occidente del país.