Pauta para Banner Superior
Twitter Facebook    

logo1

Granja1Principal


La obra tendrá una inversión que asciende a $5, 926,709.09 con fondos provenientes del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

Redacción: Milady Cruz   Fotos: cortesía

El Vicepresidente de la República, Oscar Ortiz, acompañado del Director General de Centros Penales, Marco Tulio Lima, realizaron el recorrido en la granja, la cual cuenta con 5 manzanas de terreno, donde los internos realizarán trabajos agrícolas, talleres de estructura metálicas, de construcción, trabajo comunitario en la zona y otras actividades productivas. Granja4Principal

Con la ampliación de la nave norte de la Granja Penitenciaria de Santa Ana, se generará, según las autoridades, hábitos de trabajo, así como promover la rehabilitación y reinserción de la población reclusa, además de contribuir a reducir el hacinamiento carcelario.

Cerca de 400 personas están trabajando en el proyecto, incluyendo 35 privados de libertad que pertenecen al Modelo de Gestión Penitenciaria Yo Cambio.

El vicemandatario, enfatizó que estos espacios permitirán preparar al interno para qué viva en libertad, donde se pueda reeducar y formar para la vida activa, que se conviertan en un ejemplo para la sociedad.

“El país va a contar con un sistema con los estándares a nivel internacional que integre los componentes de la política establecida en el Plan El Salvador Seguro. No hay reforma que se compare con la que estamos haciendo”.

Granja2PrincipalEl director de centros penales, informó que para mayo del próximo año se espera habilitar 16 mil nuevos espacios reduciendo el hacinamiento en un 50% con la Reforma Penitenciaria que se implementa en el sistema carcelario.

El Gobierno del Presidente Salvador Sánchez Cerén, trabaja por dejarle al país un sistema moderno, seguro pero sobre todo rehabilitante.

La Dirección General trabaja en una reingeniería penitenciaria acorde a la Ley.

Con la habilitación de la Granja, se está cumpliendo el mandato constitucional que en su artículo 27 reza: “el Estado organizará los centros penitenciarios con objeto de corregir a los delincuentes, educarlos y formarles hábitos de trabajo, procurando su readaptación y la prevención de los delitos”.