Twitter Facebook    

logo1

LlortComalapa1Principal


La muestra es promovida por el Ministerio de Cultura junto con el Ministerio de Turismo y la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA), con el objetivo de que todos los pasajeros conozcan a los artistas salvadoreños. La exposición retrospectiva “Fernando Llort y el rescate identitario” estará abierta hasta el 10 de mayo de 2020.

Por: Redacción con información de Ministerio de Cultura

“El maestro Fernando Llort, con su obra, participó en muchas exposiciones individuales y colectivas alrededor del mundo, ganando reconocimientos para su amado El Salvador, convirtiéndose en un embajador de la identidad cultural nacional”, con estas palabras la ministra de Cultura, Suecy Callejas, dio luz verde en la inauguración del gran maestro Fernando Llort. 

El ministerio de Cultura propone una reflexión sobre el patrimonio y la producción artística nacional, brindando una mirada a El Salvador desde la ciencia y el arte, que posiciona al producto generado por el trabajo e imaginación de manos locales y la investigación sobre nuestra diversidad cultural como la mejor herencia que se puede dejar a las futuras generaciones. 

Los colores vibrantes, la riqueza de los pueblos y la identidad cultural de El Salvador se exhiben en el área cultural del Aeropuerto Internacional, con la exposición retrospectiva “Fernando Llort y el rescate identitario”, un homenaje póstumo para el artista, artesano, músico y gestor cultural, quien falleció el 10 de agosto, a sus 69 años por causas naturales. LlortComalapa2Principal

La exposición —conformada por pinturas, vitrales y cerámica— contiene piezas bidimensionales y tridimensionales que abordan temáticas de abstracción, sincretismo cultural, arte popular, constructivismo, inspiración religiosa y expresionismo.

“Rendimos homenaje póstumo al artista Fernando Llort en esta exposición, la cual recorre las temáticas que dieron origen a la recuperación de la esencia de nuestro ser como entes salvadoreños, creada a través de una iconografía simbólica, traducida, sabia y contemporánea por el insigne creador”, expresó la curadora de la muestra, Astrid Bahamond.

La artista detalló: “La obra recorre traducciones permanentes del tiempo y espacio que a Llort envuelven. Los símbolos realizan, dentro de cierta medida, el ideal de la pictografía precolombina, el sincretismo religioso de la Colonia y la interpretación de la imaginería popular”.

La ministra de Turismo, Morena Valdez, declaró: “las obras de Fernando Llort son conocidas a escala nacional e internacional. A través de su arte nuestros turistas pueden conocer sobre la identidad cultural de los salvadoreños y su verdadera esencia, y el Aeropuerto es un lugar propicio por ser la principal puerta de entrada a nuestro país”.

El presidente de CEPA, Federico Anliker, expresó: “es aquí, en nuestro Aeropuerto, en estos 260 metros cuadrados del área cultural, donde el mundo está conociendo del gran talento que poseen nuestros artistas salvadoreños. Queremos que nuestros pasajeros, los que llegan al país, los que hacen trasbordo, nuestros clientes, todos en general puedan apreciar las obras y diseños que aquí se elaboran”.

La semilla de Dios en su legado

Fernando Llort Choussy nació el 7 de abril de 1949 en San Salvador. A los 15 años, tomó contacto con el maestro ceramista César Sermeño, con quien empezó a conocer las técnicas del trabajo a fuego lento.

Cursó estudios de arquitectura en la UES y en Estados Unidos, de teología en Colombia y Bélgica, de filosofía en Francia —lugar donde comenzó a pintar y donde tuvo lugar su primera exhibición—, así como arquitectura y arte en la Universidad estatal de Louisiana.

Regresó a El Salvador con la idea de conformar un centro de arte. Fundó, junto con su esposa, su primer taller: La Semilla de Dios, en 1977, originalmente con diez personas, a quienes les enseñó técnicas de dibujo, pintura y acabado para las primeras artesanías basadas en semillas de copinol, decoradas y barnizadas, y otras artesanías en madera de pino.

En 1985, regresó a San Salvador y fundó el centro cultural El Árbol de Dios. En 1989, creó la Fundación Fernando Llort para el Fomento del Arte y la Cultura. Ha recibido múltiples premios, entre los que destacan la distinción honorífica de Hijo Meritísimo de El Salvador en 2003 y el Premio Nacional de Cultura 2013 en Gestión Cultural.