Twitter Facebook    

    BANNER 900X100EP

logo1

Almagro1PrincipalEl secretario general de la OEA, Luis Almagro, gestiona que los Estados miembros del organismo aprueben a la brevedad el informe emitido por la misión que observó las elecciones presidenciales en Honduras, según el cual fue imposible determinar con certeza la reelección del presidente Juan Orlando Hernández debido a irregularidades.

Redacción y foto: Agencia AP

 

 

Washington.-  “Creemos que es muy importante la aprobación de este informe para evitar la lumpenización (deterioro) de la política, en el sentido de que en un proceso electoral vale todo y que no importa la dimensión de irregularidades o malas prácticas que incluso puedan afectar al resultado”, expresó Almagro en conversación con reporteros.

Almagro detalló que el informe sobre las elecciones del 26 de noviembre en Honduras cobra gran importancia ante la gran cantidad de elecciones presidenciales previstas este año en el continente.

Las misiones de observación electoral de la OEA presentan informes con conclusiones y recomendaciones ante el Consejo Permanente, el foro del organismo en el que están presentes los 34 Estados miembros. Los informes suelen ser aprobados sin mayor debate.

El embajador chileno Juan Barría, quien ejercerá la presidencia rotativa del Consejo Permanente durante el primer trimestre de 2018, no había convocado el martes a una sesión para conocer el informe sobre las elecciones presidenciales hondureñas.

El gobierno de Honduras ha rechazado la sugerencia de la OEA para realizar nuevas elecciones presidenciales ante las denuncias de fraude del candidato opositor Salvador Nasralla.

Tras los comicios, y cuando se habían contabilizado alrededor de 60% de los votos, los resultados de la página del Tribunal Electoral mostraban a Nasralla a la cabeza. Sin embargo, poco después se detuvo el conteo por más de un día y cuando se reanudó, la ventaja era para Hernández.

Las protestas callejeras en Honduras dejaron el mes pasado al menos 17 muertos. Estados Unidos, México y Colombia han reconocido ya el triunfo de Hernández.

Los principales demócratas en las comisiones de Relaciones Exteriores del Senado y la cámara baja, Ben Cardin y Eliot Engel, respectivamente, calificaron este jueves  de “otro error diplomático estadounidense” la decisión de reconocer el triunfo de Hernández.

Los dos legisladores también se mostraron muy preocupados por lo que calificaron de ejecuciones extrajudiciales perpetradas por las fuerzas de seguridad hondureñas durante las protestas.

“El presidente Hernández debe garantizar que los responsables de estos crímenes sean identificados y sancionados”, comentaron en una declaración conjunta.