Twitter Facebook    

    banner web 5

logo1

Agricultura1PrincipalEn la zona alta es la primera vez que se siembra esta variedad de frijol, donde ha mostrado buenos resultados.

Redacción: El Periodista   Foto:

Con el objetivo de mostrar la adaptación de la variedad de frijol CENTA EAC a altitudes arriba de los mil metros sobre el nivel del mar, el programa Granos básicos y la agencia del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal “Enrique Álvarez Córdova” (CENTA) en Las Pilas, desarrolló un día de campo en la parcela cultivada del productor Joel Edgardo Rivera.

Durante la actividad, los productores que asistieron pudieron observar la adaptación de la variedad a esas alturas, así como también el número de vainas por plantas y llenado de las mismas, además de su tolerancia a mustia hilachosa, roya y virus del mosaico dorado.

Aldemaro Clará, fito mejorador del cultivo en el CENTA, expresó su satisfacción al comprobar la adaptabilidad de la variedad y que sea del gusto de los productores por su color y sabor similar al frijol rojo de seda que siembran en la zona. “Este material lo estamos visualizando como una alternativa para los productores de aquí, con el objetivo de superar la producción”, dijo.

El frijol CENTA EAC tiene una madurez fisiológica promedio de 67 días, pero considerando la altura de Las Pilas (1,750 metros sobre el nivel del mar) este periodo se alarga en un promedio de 40 días más; es decir que estaría llegando a su fase de madurez entre los 105-110 días, momento en que es arrancado para venderlo en forma fresca.

Joel Rivera, del caserío Buena Vista, es el productor que el año pasado tuvo la oportunidad de sembrar una libra de semilla de frijol, con el objetivo de ver su comportamiento en la zona. Esa primera experiencia fue el inicio para que este año sembrara 20 libras, cultivo que ya llegó a su madurez y está listo para venderlo en forma fresca.

“Me alegro que nos apoyen y que se nos dé la oportunidad de conocer esta nueva variedad aquí en la zona, la cual me parece excelente, estoy entusiasmado de ver cómo se da y cómo se carga; además es rico para comerlo”.

Y haciendo eco a las palabras de Joel Rivera, los productores asistentes al día de campo recibieron bolsas con 5 libras de frijol semilla para que establezcan sus primeras siembras del CENTA EAC. Los técnicos del CENTA les reiteraron que es frijol exclusivo para siembra, que en ningún momento fueran a consumirlo, pues la semilla tiene tratamiento químico para protegerla de las plagas del suelo.

Milton Guillén fue uno de los productores beneficiados, quien considera que es una “oportunidad para poder probar una nueva semilla mejorada y poder producir más frijol”.

En Las Pilas, de acuerdo con el extensionista de esa agencia, Armando Hernández, las variedades criollas que predominan son Sedón, Sedita y Seda, las cuales tienen un rendimiento promedio de 17 quintales por manzana; en cambio CENTA EAC tiene un rendimiento de 36 quintales por manzana, con un manejo agronómico adecuado.