Twitter Facebook    

    banner web 5

logo1

TaiwánokPrincipal


La presidenta Tsai Ing-wen posa junto a varias autoridades durante la ceremonia de entrega de los premios Pueblo Dorado. (Foto cortesía de la Presidencia)

Redacción y foto: noticiasdetaiwan.com

 

La presidenta Tsai Ing-wen asistió ayer, en Taipei a la primera ceremonia de entrega de los premios Pueblo Dorado, unos galardones que reconocen los esfuerzos de diferentes comunidades en términos de creación de modelos agrícolas para las zonas rurales de Taiwán y seguimiento de estándares internacionales.

Durante su intervención en la ceremonia, Tsai mencionó los tres objetivos que su Administración persigue para el espacio rural de Taiwán: agricultores felices, agricultura segura y zonas rurales prósperas.

En su discurso, Tsai afirmó que más de 700 comunidades rurales de la nación han participado en la competición Pueblo Dorado, añadiendo que entre ellas destacaron 22, las cuales se han convertido en un ejemplo para el desarrollo rural de Taiwán.

Tsai indicó que a través de la historia de las comunidades participantes, se puede apreciar como las áreas rurales de Taiwán han cambiado sus métodos tradicionales de producción, prestando más atención al equilibrio entre la agricultura y la ecología. La mandataria añadió que las áreas rurales de la nación están invirtiendo activamente en innovación agrícola y expandiendo los canales de comercialización, añadiendo que los ingresos de los agricultores están mejorando rápidamente.

La mandataria enfatizó que el Gobierno no permitirá que las áreas rurales disminuyan. A este respecto Tsai comentó que la regeneración de las áreas rurales en Taiwán y la transformación de la agricultura siempre han sido objetivos primordiales del Gobierno.