Pauta para Banner Superior
Twitter Facebook    

logo1

niñez unicefPrincipal


UNICEF presentó un informe acerca de la situación de la pobreza y salud de las niñas y niños a nivel mundial. El Salvador a pesar de contar con el 80% de la cobertura prenatal, aún existes inequidades entre los distintos niveles de ingreso económico de mujeres embarazadas.

Redacción: EP  Fotos: Archivo EP

Un estudio realizado por UNICEF en 51 países, incluidos 5 de América Latina y el Caribe (ALC), reveló que invertir en la salud de los niños más pobres y las comunidades más necesitadas es costo efectivo, genera un mayor impacto y reduce las desigualdades.

El informe Reducir las diferencias: El poder de invertir en los niños más pobres presenta nuevas evidencias que respaldan una predicción poco convencional que UNICEF realizó en 2010: el mayor costo que supone llegar a los niños más pobres con intervenciones eficaces en salud se compensa por los mejores resultados que generan estas inversiones.

“Las pruebas son convincentes: invertir en los niños más pobres no sólo es correcto en principio, también es correcto en la práctica, ya que salva más vidas por cada dólar gastado”, dijo el Director Ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake. “Esta es una noticia fundamental para los gobiernos que trabajan en la tarea de poner fin a todas las muertes infantiles prevenibles en un momento en que cada dólar cuenta. Invertir equitativamente en la salud de los niños también permite asegurarles un mejor futuro e interrumpir los ciclos intergeneracionales de la pobreza”.

niñez unicef1Los 51 países incluidos en el estudio registran aproximadamente el 80 por ciento de las muertes de recién nacidos y niños menores de 5 años en el mundo. La investigación, que utilizó nuevos datos y herramientas de modelado estadístico, demostró que mejorar la cobertura de atención para salvar la vida de los niños más pobres, contribuyó a reducir tres veces más rápido la mortalidad infantil que en los no pobres de los países estudiados.

El estudio muestra que, a menos que a nivel mundial se aceleren los progresos en la reducción de la mortalidad infantil, para el año 2030 casi 70 millones de niños morirán antes de cumplir cinco años. Sin invertir en los más desfavorecidos, que son quienes más mueren, no se cumplirá con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, particularmente con el encaminado a acabar con las muertes prevenibles de niños menores de 5 años.

En El Salvador, a pesar de los altos niveles de cobertura (más del 80%) de la atención prenatal, la vacunación completa, la presencia de personal obstétrico cualificado durante el parto; aún existes inequidades entre los distintos niveles de ingreso económico: Entre las mujeres embarazadas del grupo más pobre, solo el 77% tuvo un control prenatal precoz, en comparación con un 91% del grupo poblacional con mayor riqueza.

Basado en los hallazgos del estudio, UNICEF pide a los países que tomen medidas prácticas para reducir las desigualdades, entre ellas: desagregar los datos para identificar a los niños que quedan atrás; invertir más en intervenciones probadas para prevenir y tratar a los mayores asesinos de niños; fortalecer los sistemas de salud para hacer más amplia la atención de calidad; innovar para encontrar nuevas formas de llegar a los no alcanzados; y monitorear las brechas de equidad utilizando encuestas de hogares y sistemas nacionales de información.