Pauta para Banner Superior
Twitter Facebook    

logo1

PRESIPRINCIl


El gobierno relanzó hoy la Casa de la Cultura y Convivencia de Quezaltepeque, sumando este municipio a este programa que incentiva el arte, la cultura, la organización y la participación ciudadana.

Redacción: EP    Foto: Redes

El acto de relanzamiento se realizó en el marco del programa Gobernando con la Gente que este sábado, junto con el Festival para el Buen Vivir, benefició a las familias de este municipio de donde es originario el Presidente de la República.

La ceremonia tuvo lugar al inicio de Gobernando con la Gente, en la cual el Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, junto con su esposa, Margarita Villalta de Sánchez, saludaron el comité de ciudadanos y ciudadanas quezaltecos que apoyarán el funcionamiento de la Casa de la Cultura.

"La educación sin la cultura no es integral, la cultura forma las destrezas, fomenta la creatividad y espiritualidad", indicó el presidente

La secretaria de cultura, Silvia Elena Regalado, y el secretario de participación, Marcos Rodríguez, tomaron juramento al comité de apoyo, el cual recibió, en nombre del municipio, un lote de instrumentos musicales donados por la fundación Alba, en el marco del programa Salvador Cumple.

El programa Casas de la Cultura y Convivencia es parte de un nuevo enfoque en el que se concibe a la cultura como un elemento fundamental de la transformación social, a través del fomento de la participación ciudadana y el empoderamiento de los liderazgos locales para que sean protagonistas en las iniciativas de desarrollo.

Por otra parte, el Estadista destacó la inversión en educación.El estudio, la educación, son fundamentales para el desarrollo de un pueblo. Por eso entregamos computadoras a Centros Escolares”, precisó.

Agregó. “Nos hemos propuesto construir un El Salvador Productivo, Educado y Seguro, los tres caminos por los que trabajamos".

Las declaraciones se brindaron en la realización del Festival para el Buen Vivir, el cual tuvo la participación de habitantes de Quezaltepeque y funcionarios públicos de diversas carteras del Estado.