Twitter Facebook    

    banner web 5

logo1

Pink1PrincipalLa relación de Pink con su ahora marido Carey Hart siempre ha sido tumultuosa y ardiente incluso durante la breve separación que protagonizaron en 2008.

Redacción y foto: agencia internacional

Cuando ella le dedicó la canción 'So What' y él no tuvo ningún reparo en aparecer en el consiguiente videoclip a pesar de que era una representación gráfica de toda la ira que la cantante había acumulado en su contra.

El inconveniente es que tanta pasión en ocasiones puede acabar jugándole una mala pasada, en especial a la estrella de la música, que no es precisamente conocida por su carácter apacible. Prueba de ello fue el 'incidente' que tuvo lugar el pasado día de Acción de Gracias, cuando la intérprete perdió los nervios por culpa de la presión que suele acompañar esas fiestas y decidió desahogarse con los neumáticos de la camioneta de su esposo.

"Son días muy estresantes...", se ha justificado ella, antes de aclarar que acabó pagando muy caro su arranque de furia al no tener en cuenta que las ruedas del coche de Carey son muy gruesas.

"El primero lo reventé sin problema y cuando fui a por el segundo había perdido ya algo de fuelle. Le di a la parte metálica y la mano se me resbaló hasta la hoja del cuchillo. Acabé necesitando 13 puntos. Pero lo bueno es que no tuvieron que ponerme anestesia, ¡porque no sentía nada!".

Sin embargo, cuando la ocasión lo requiere Pink también sabe cómo demostrar lo mucho que valora a su marido... a su manera.

"Feliz maldito San Valentín. Si no tenéis a ningún cabezota en vuestra vida que consiga que queráis arrancaros el pelo a puñados a diario, ¡no pasa nada! Organizad vuestra propia cita y compraos unos bombones, y no de los cutres", ha escrito en su perfil de Instagram junto a una imagen en la que su chico y ella posan muy sonrientes.