Twitter Facebook    

    banner web 5

logo1

TeatroOK1Principal


El Teatro Nacional de San Salvador es uno de los edificios que reúne una riqueza histórica en el país. Este viernes 01 de marzo, cumple 102 años de existencia, donde chicos y grandes han podido apreciar el arte puesto en escena. Su construcción inició en 1911 y fue inaugurado en 1917.

Redacción: Milady Cruz       Foto: cortesía René Figueroa

 

El Centro Histórico de San Salvador alberga uno de los edificios construido con un estilo renacentista, hace 102 años. Se trata del Teatro Nacional de San Salvador, uno de los espacios escénicos más importantes de El Salvador, y donde artistas nacionales e internacionales han dejado huellas imborrables. 

Este hermoso edificio ostenta una fachada de 42 metros de frente por 97 de altura y su construcción se efectuó por el sistema de cemento armado Hennebique.

La institución patrimonial cultural atiende y promueve las artes de compañías escénicas de la Secretaría de Cultura de la Presidencia, así como de grupos independientes, nacionales e internacionales, brindando la mejor calidad de servicio a los usuarios y al público en general. Pieza Arte Teatro1

La visión del teatro es mantener diversificada la programación de artes escénicas nacionales e internacionales, creando así nuevos públicos amantes de las artes.

Una buena noticia es que la infraestructura cuenta con cuatro espacios disponibles: Gran Sala, Pequeña Sala, Sala de Cámara y Café Teatro; el foyer y el vestíbulo, que constituyen dos espacios para exposiciones y recepciones.

Cabe destacar que, como parte de su historia, en 1903 se creó la Junta de Fomento de San Salvador, que llevó a cabo el concurso de planos para la construcción del Teatro.

En 1911, el presidente Manuel Enrique Araujo junto a su gabinete y otras delegaciones colocaron la primera piedra para su construcción, dicho edificio fue inaugurado en 1917, por el presidente Carlos Meléndez, el 1 de marzo.

En 1950, se crea la Dirección Nacional de Bellas Artes y al mismo tiempo se funda la Escuela Nacional de Teatro Gerardo de Nieva, el cual funcionaba en el Salón Grand Foyer del Teatro Nacional juntamente con la Compañía Nacional de Teatro.

Asimismo, en 1966 el Teatro Nacional de San Salvador se convirtió en una sala de proyecciones cinematográficas, donde ocasionalmente se realizaban presentaciones teatrales.

En 1976 se realizó el proceso de remodelación bajo la dirección del arquitecto Ricardo Jiménez Castillo, con el financiamiento del Gobierno de la República. Para el trabajo se contrató a Roberto Salomón (escenario contemporáneo), Simón Magaña (decoración), Carlos Cañas (pinturas y murales) y Margarita Álvarez de Martínez (acabados en repujados de cobre para las puertas de los palcos).

Según datos publicados, en 1978 fue reinaugurado el 5 de noviembre, con la entrega del Premio Nacional de Cultura concedido al caricaturista Toño Salazar, en la rama de Artes, y al Dr. Julio Fausto Hernández, en la rama de Ciencia.

En 1979 y por Decreto Legislativo, fue declarado Monumento Nacional (16 de febrero).

Algunos de los servicios que el Teatro Nacional de San Salvador ofrece al público son: Gran Sala: destinada a espectáculos profesionales de gran formato como conciertos, y festivales, entre otros. Cuenta con 550 butacas.

Una Pequeña Sala: para espectáculos de pequeño formato, como monólogos, títeres, danza y música, entre otras actividades artístico cultural. Cuenta con 86 butacas.

También cuenta con una Sala de Cámara: ideal para recitales de piano, guitarra, lecturas dramáticas, poesía, conversatorios, foros y talleres. Cuenta con 90 sillas. Este espacio es gratuito para la promoción de las artes. Su disponibilidad está sujeta a la programación anual.

Un Vestíbulo: espacio destinado para exposiciones de artes plásticas y visuales. La programación es mensual, de acuerdo a disponibilidad en el Teatro.

Foyer: amplio y lujoso, es utilizado para exposiciones y eventos de carácter cultural y social.

Café Teatro: actualmente es utilizado para exposiciones y eventos culturales y sociales. Para tener acceso a los distintos espacios, se hace mediante una solicitud al director del Teatro Nacional (sujeta a la programación).

El Teatro Nacional de San Salvador está bajo la dirección del joven artista Tito Murcia, cualquier información pueden escribir a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Pueden comunicarse a los teléfonos: 2222-5689 / 2222-8750 / 2222-5731. El teatro está ubicado en: Calle Delgado y avenida monseñor Romero, frente a plaza Morazán, centro histórico de San Salvador. Los horarios para atención al público: Oficinas administrativas: lunes a viernes de 8:00 a.m. a 12:00 m y de 1:00 a 4:00 p.m. Los recorridos guiados: miércoles de 8:30 a.m. a 3:30 p.m. Las presentaciones estudiantiles son los viernes a las 10:00 a.m. y a las 3:00 p.m. Espectáculos en la Pequeña Sala: jueves y viernes, a las 9:00 a.m. y 2:00 p.m. y las funciones según la programación de la cartelera.