Pauta para Banner Superior
Twitter Facebook    

logo1

LLSimánPrincipal


Javier Simán, líder de la plataforma ciudadana miGente visitó y compartió con comerciantes, ganaderos, agricultores, jóvenes, estudiantes, representantes de ADESCOS y de la sociedad civil de las  comunidades de los municipios de San Juan Opico y Ciudad Arce, en el departamento de La Libertad. Las comunidades necesitan programas para apoyo a las mujeres, mejorar la calidad de la educación y de los servicios de  salud a las comunidades, son otras necesidades que necesitan ser atendidas.

Redacción: EP              Fotos: cortesía

Durante su visita, Javier Simán instó a los representantes de las comunidades a involucrarse y promover la participación ciudadana y reiteró que “es el momento que todos nos enrollemos las mangas y trabajar por el país dejando de lado ideologías y condición social. Ya basta  que traten de dividirnos. Los que tenemos que unirnos somos los ciudadanos, los buenos somos más”, exteriorizó el líder de miGente.

Los representantes de las comunidades coincidieron en la necesidad de corregir la forma en que se está gobernando el país  y ven con especial preocupación la falta de espacios y oportunidades para los jóvenes que están expuestos a diario a la violencia, inseguridad y la falta de empleo. Las necesidades son distintas, pero los habitantes coinciden en que la delincuencia, la violencia son factores que afectan el crecimiento de sus municipios.

En el diálogo sostenido Alexis, residente de Ciudad Arce, expresó que hoy es un pecado ser joven “estamos desprotegidos, nuestro país lo tienen secuestrado las pandillas quizá sea difícil, pero se puede cambiar”.

Por otro lado, generar espacios y programas para la juventud que incluyan emprendedurismo, valores y capacitación es una necesidad apremiante. Para Néstor, joven de San Juan Opico,  muchos jóvenes no son escuchados  y otros no se hacen escuchar.

“Estamos callados y dormidos, no sólo de este municipio. Tenemos sueños y esperanzas, pero nos enfrentamos con una realidad que no nos ofrece nada. Hay jóvenes que tienen muchos talentos, pero no tienen opciones”. Ellos detallaron que la mayoría de jóvenes se exponen a la inseguridad constantemente lo que limita sus oportunidades.

Los pobladores también se quejaron de la falta de voluntad de algunos gobiernos locales para la creación de alianzas con la empresa privada que permitan llevar desarrollo a las comunidades para generar más fuentes de empleo, y la falta de apoyo del Gobierno para mejorar las infraestructuras, accesos viales, apoyo a la agricultura y a  la ganadería que se ve afectada en la zona por la delincuencia, cuatrerismo y el contrabando de lácteos, entre otros.

Los representantes de los agricultores están muy preocupados por la falta de atención a su sector. “Nosotros sabemos que estamos ante una realidad difícil, en la agricultura los que van quedando son los ancianos. Los costos de los insumos son demasiado elevados y los rendimientos de nuestros suelos ya no son del nivel que se requiere. Necesitamos modernizar los procesos y asistencia técnica para beneficiar a la agricultura”, sostuvieron.

“Se han  olvidado de las necesidades de la gente y estamos acá para recordarle a los gobernantes cuáles son las necesidades que deben ser atendidas. Tenemos que devolverle la esperanza a nuestra gente y a nuestros jóvenes”, concluyó Javier Simán.