Pauta para Banner Superior
Twitter Facebook    

logo1

ULTIMAS NOTICIAS
  • Loading

ExfoliantesPrincipalAlgunos componentes de los cítricos pueden manchar la piel al contacto con el sol recomendamos utilizar estos exfoliantes en horas de la noche y aplicar protector solar al día siguiente.

Redacción y fotos: Salud y belleza

 

 

Todos los días exponemos nuestra piel a sufrir lesiones debido a la contaminación, el aire, los rayos del sol y los cambios drásticos de temperatura.

Estos son los 3 pasos básicos para tener una piel sana:

Limpieza: Hay que remover los residuos que se acumulan con un exfoliante.

Tonificación: Se requiere el uso del tónico por la mañana y la noche para mantener el equilibrio en la piel.

Hidratación: Es fundamental para reponer el agua que se pierde durante el día.

Te recomendamos: Cómo limpiar el rostro de forma apropiada antes de dormir

Pero, ¿qué tan buenos son los cítricos para la piel? Hay muchos productos que benefician el estado de la piel, pero ninguno se compara con las propiedades que ofrecen los cítricos.

Estos nos ofrecen una combinación de vitamina C, ácido y carotenos, los cuales tienen propiedades antioxidantes y revitalizantes para todo el organismo.

Su composición antibacteriana y astringente combate el exceso de grasa y células muertas. Prueba los siguientes exfoliantes naturales que cambiarán tu piel.

No olvides hacer una prueba en una zona pequeña para descartar alergias. Jugo de limón miel y avena

1. Jugo de limón, miel y avena

El limón es un antioxidante con alto contenido de vitamina C que ayuda a reparar los tejidos de la piel. La miel, por su parte, funciona como limpiador, pero además hidrata y nutre cada poro. Para terminar, la avena blanquea, exfolia y rejuvenece la piel.

Ingredientes:

2 cucharadas de avena (20 g)

1 cucharada de miel (25 g)

El zumo de 1 limón

Preparación:

En primer, lugar coloca la avena en un recipiente.

Añade la cucharada de miel y mezcla.

A continuación, agrega el zumo de limón y combina hasta obtener una crema pastosa.

Modo de aplicación:

En primer lugar, lava bien el rostro y seca ligeramente.

Aplica el exfoliante dando masajes circulares.

Deja actuar durante 10 minutos y enjuaga.

2. Cáscara de naranja y miel

La cáscara de naranja contiene azúcares, nutrientes, vitaminas, flavonoides y antioxidantes. Así las cosas, es ideal para desinflamar, nutrir y desinfectar las zonas con impurezas. Combinada con la miel refuerza el efecto antibacteriano y nos ayuda a limpiar el rostro y remover las células muertas.

Ingredientes:

2 cucharadas de cáscara de naranja rallada (20 g)

1 cucharada de miel (25 g)

Preparación:

Para empezar, lava bien la naranja y ralla la cáscara.

Ponla en un recipiente y agrega la cucharada de miel.

Mezcla bien hasta crear una pasta homogénea.

Modo de aplicación:

Jugo de limón y leche en polvoEn primer lugar limpia bien el rostro y, a continuación, aplica el exfoliante de manera uniforme. Deja actuar durante 15 minutos y enjuaga con abundante agua tibia para eliminar todos los residuos.

3. Jugo de limón y leche en polvo

Si lo que quieres es conseguir luminosidad de forma inmediata este exfoliante es para ti. El limón es una fruta que elimina las bacterias y gérmenes que se alojan en la piel. La leche en polvo contiene grasas naturales que hidratan sin favorecer la acumulación de sebo en los poros a la vez que repara.

Ingredientes:

1 cucharada de leche en polvo (10 g)

El zumo de un limón

Preparación:

Coloca la leche en polvo en un recipiente, añade el jugo de un limón y combina hasta conseguir una mezcla más o menos homogénea.

Modo de aplicación:

Después de lavar y secar tu rostro, aplica la mezcla.

Presiona ligeramente con las yemas de los dedos en las áreas grasas: nariz, barbilla y frente. Deja actuar durante 10 minutos. Para terminar, enjuaga con agua tibia.

4. Limón y naranja

La combinación de naranja y limón combate de manera directa el acné, resequedad y manchas en la piel. La sal de mar remueve las impurezas y abre los poros, mientras que el toque de aceite de oliva humecta la zona.

Ingredientes:

2 cucharadas de aceite de oliva (32 g)

2 cucharadas de sal de mar (20 g)

1 naranja pequeña en rodajas

2 rodajas de limón

Preparación:

En primer lugar, pon el aceite de oliva en la licuadora y agrega la sal de mar.

Enseguida corta la naranja en rodajas y añádelas, junto con las de limón, a la licuadora.

Procesa todos los ingredientes hasta obtener una consistencia pastosa.

Modo de aplicación:

Limpia bien el rostro y aplica con las yemas de los dedos.

Deja actuar 20 minutos y enjuaga.

No te pierdas: Grandes beneficios de la corteza de naranja

5. Piña, limón y fresas

La piña contiene una sustancia llamada bromelina, la cual limpia y le devuelve la suavidad a la piel. El limón combate las bacterias, mientras que las fresas son ideales para un cutis graso porque desinfectan granos y espinillas.

Ingredientes:

1 rodaja de piña

1 cucharada de jugo de limón (10 ml)

2 fresas

1 cucharada de polvo para hornear (10 g)

Preparación:

Procesa la rodaja de piña en la licuadora para obtener su jugo.

A continuación, agrega el jugo de limón y las fresas.

Tritura las fresas con ayuda de un tenedor.

Luego agrega el polvo para hornear y espera a que pase el efecto efervescente.

Seguidamente mezcla y aplica la pasta.

Modo de aplicación:

Coloca en el rostro y espera a que haga efecto durante 20 minutos. Pasado el tiempo indicado, enjuaga con agua tibia. ¿Con cuál vas a empezar?

Add a Comment

SíndromePrincipalLas mujeres que padecen esta afección relacionada con los cambios hormonales que suceden cada mes pueden ver alterada su vida cotidiana. Cuándo consultar a un especialista y en qué consiste el tratamiento.

Redacción y foto: infobae.com

El síndrome premenstrual puede afectar a las mujeres que menstrúan de todas las edades y con distintos antecedentes. De causas aún no establecidas, esta afección parece responder a una alta sensibilidad a los cambios hormonales normales, nutrición y estrés.

Muchas mujeres perciben cambios físicos o en el estado de ánimo unos días antes de la menstruación. Cuando llegan a afectar la vida normal de una mujer y se repiten en al menos dos ciclos, se los denomina síndrome premenstrual (SPM).

"Aunque se desconoce su causa, no son pocos los estudios que muestran que estaría relacionado con cambios hormonales que se desencadenan -con distintos niveles de intensidad- en el cuerpo de la mujer luego de producirse la ovulación, por eso los síntomas pueden aparecer hasta dos semanas antes del período y suelen desaparecer luego del comienzo de la menstruación". Así lo explicó la médica ginecóloga de Halitus Instituto Médico María Elisa Moltoni (MN 114737).

 Los síntomas del síndrome premenstrual pueden aparecer hasta dos semanas antes del período.

Si bien se sabe que los síntomas premenstruales son una parte normal del ciclo y de hecho se calcula que un 85% de las mujeres tiene al menos un síntoma premenstrual, el problema con el SPM es que las mujeres que lo sufren presentan un patrón de síntomas que se repite cada mes, con variada intensidad y estos síntomas -físicos y emocionales- pueden interferir en su vida cotidiana.

"En un extremo de estos síntomas, con mucha mayor afectación de la calidad de vida y con predominancia de síntomas emocionales se encuentra el síndrome disfórico premenstrual (SDPM), que afecta a un menor número de mujeres", detalló la especialista.

Add a Comment

JeansPrincipalLa idea es, siempre, tomar de la moda lo que nos haga sentir bien, nos quede cómodo y nos favorezca.

Redacción: EP   Foto: Redes

 

 

¡Qué las prendas se adapten a nosotras y no nosotras a ellas! Como estamos fascinadas con los jeans de tiro alto nos asesoramos para saber con qué combinarlo y qué estilo es más recomendable, según nuestras curvas.

Oxford y Bootcut 

Es ideal para las chicas de cuerpos rectangulares (con busto, cintura y caderas medianas) o guitarra. Esta opción es muy canchera y fácil de usar. Si es de denim oscuro es todavía más sentador, porque te estiliza. Y si es stretch denim, ¡fantástico! Se va a adaptar mejor a tus curvas y tiene un calce muy cómodo.

¿Con qué los combinás?

Blusones metidos adentro, camisas regulares con blazer, sweaters tipo polera o alguna blusa de seda tipo vintage va a quedarte divina. A los Oxford sumales unas botitas con taco mediano (para poder andar de un lado a otro) o stilettos.

Mom Jeans 

Se empezaron a usar más en las últimas dos temporadas. Son bien ochentosos y tienen este nombre porque, justamente, los usaban nuestras mamás cuando éramos chicas. No es necesario que seas alta para elegirlos. Tené en cuenta que el largo es hasta el tobillo y que podés doblar la botamanga para hacerlos más cortos. Al ser bastante holgados en la zona del abdomen y caderas son la gloria para las que aman los jeans pero no les gusta la ropa ajustada.

¿Con qué los combinás?

Olvidate de las prendas amplias: un sweater de punto -tipo polera- bien chiquito, camisas o remeras al cuerpo, zapatillas o chatitas. Depende con qué los lleves arriba, también aplican unas botitas o stilettos para estar más glam.

Skinny 

Los chupines son los más, más, más usados. De tres jeans que tenemos. ¡tres son chupines! Lo cierto es que cuando se trata de tiro alto, son más recomendados para las mujeres de torso y piernas largas, y no tanto para las de cuerpos con caderas o cola prominentes.

¿Con qué los combinás?

Con opciones cortas como tops y sweaters ajustados. En los pies: chatitas, zapatillas o botas cortas. Si querés llevar tacos, unos stilettos de gamuza. Las botas de caña alta pueden ser complicadas.

Clave en todos los estilos: las camisas, remeras o sweaters van siempre por dentro del jean. ¡Qué se te vea la cintura, nena!

Asesoró Flor Bibas: experta en dar una mirada profesional a la mujer, en relación a su imagen y personal shopper.

Add a Comment

CepilladoPrincipalPracticas un buen cuidado dental: te cepillas los dientes todos los días, usas hilo dental con regularidad y visitas al dentista periódicamente. Conoce los peores siete de ellos según el sitio Mouth Healthy:

Redacción y Foto: Yahoo! Noticias

 

 

Sin embargo, es probable que cometas algunos hábitos que dañan tus dientes más de lo que crees.

1. Morderse las uñas

Puede dañar los dientes e impactar tu mandíbula. “Colocar la mandíbula durante largos periodos de tiempo en una posición sobresaliente puede ejercer presión sobre ella, lo cual está asociado con una posible disfunción”, explica la dentista Ruchi Sahota en la fuente mencionada.

Solución: Aplicar sobre las uñas esmalte con sabor amargo podría controlar este mal hábito. Si notas que lo repites, trata de mantener los dedos ocupados.

2. Cepillarse demasiado los dientes

Hacerlo durante dos minutos dos veces al día es positivo para tu salud dental. Sin embargo, asegúrate de tener cuidado. “El cepillado con un cepillo de dientes muy rígido, o el cepillado demasiado duro, puede dañar los dientes e irritar las encías”, subraya el dentista Matthew Messina.

Solución: Utiliza un cepillo de dientes suave que tenga el  sello de Asociación Dental Americana (ADA, por sus siglas en inglés).

3. Apretar mucho los dientes

“Esto puede fisurar los dientes, causar sensibilidad muscular o dolor en las articulaciones”, explica Messina. “También puedes sentir que se te dificulta abrir la boca o, incluso, masticar con dolor”.

Solución: “Los ejercicios de relajación hacen una importante diferencia. También es útil un protector bucal, ya que se dañarán menos los dientes, e incluso, se dormirá mejor”, aconseja.

4. Masticar cubitos de hielo

“El esmalte dental, al igual que el hielo, es un cristal. Cuando empujas dos cristales uno contra otro, uno de ellos se romperá “, precisa Messina. “La mayor parte del tiempo el hielo es el que se deshace, pero a veces el diente o el relleno lo hará”.

Solución: Bebe bebidas refrigeradas sin hielo o usa un popote para que no caer en la tentación.

5. Comer demasiadas colaciones

Los alimentos azucarados y bebidas exponen tus dientes a las caries. Cuando los consumes, las bacterias producen un ácido que los perjudica.

Solución: Procura comer comidas equilibradas para sentirte más satisfecho durante mayor tiempo. Si necesitas un aperitivo, prueba uno bajo en grasa y azúcar. Si ocasionalmente te complace algo dulce, toma un gran vaso de agua para enjuagar los sobrantes.

6. Usar los dientes como herramientas

Cuando lo haces, arriesgas tus dientes a agrietarse, dañar la mandíbula o  tragar accidentalmente algo que no debes. Recuerda: los dientes fueron hechos para comer no para utilizarse como tijeras o sujetar las cosas cuando las manos están llenas.

Solución: Detente y encuentra algo o alguien que te ayude. Tu boca te lo agradecerá.

7. Cepillarse y enjuagarse de forma incorrecta

Algunas personas se cepillan los dientes, usan hilo dental y se lavan los dientes regularmente, pero no lo suficiente, apunta el portal WebMD.

Solución: Cepíllate dos veces al día, y asegúrate de reemplazar tu cepillo de dientes cada tres o cuatro meses.

Add a Comment

Adultos1PrincipalLos trastornos mentales y del comportamiento representan 12% de la carga de morbilidad en el mundo de acuerdo con datos recabados por la Organización Mundial de la Salud; sin embargo, el presupuesto para salud mental en la mayoría de los países es inferior a 1% del gasto total en salud.

Redacción y foto: Salud180.com

 

 

La salud mental, incluyendo el modo de pensamiento y las emociones, se considera un factor clave para componer la salud general de un individuo. Enfermedades como la ansiedad y la depresión, pueden desencadenar alteraciones en las funciones endocrinas e inmunitarias y aumentan la propensión a diversas enfermedades orgánicas, precisa la OMS.

Es por ello que la mejor manera de envejecer es tratar de mantenerte activo, física y mentalmente. La alimentación forma parte importante dentro de la salud integral completa, de acuerdo a las necesidades que cada persona necesita.

Publicaciones del doctor Mario Mercader de la UNAM, hacen hincapié en que el ejercicio es un factor muy importante en el impacto sobre la salud mental, ya que se ha observado que las personas que practican ejercicio, logran manejar mejor el estrés y son capaces de llevar a cabo mejores razonamientos y emisión de juicios, también mejoran su carácter y tienen una actitud más positiva hacia la vida.

Es importante que tomes en cuenta tus propias limitaciones y acudas con un médico previamente para que te aconseje cuál es el ejercicio más recomendable para ti.

Add a Comment