Twitter Facebook    

logo1

Ballet Folklórico Nacional estrena “Casamiento indígena en Izalco” en el Teatro Nacional de SS

CasamientoTeatro1Principal

Más de 30 artistas participan en esta obra dirigida por la maestra Mayra Villacorta y con coreografías de Álex Gámez. Este lunes 03 de mayo, a las 4:00 de la tarde, la función es gratuita, frente a la fachada del Teatro Nacional de San Salvador.

                 Redacción                           Foto: Ministerio de Cultura

Teatro, música y danza presentó la primera temporada 2021 del Ballet Folklórico Nacional en el estreno del espectáculo “Casamiento indígena en Izalco”, el pasado viernes 30 de abril, en el Teatro Nacional de San Salvador.

Se abre el telón y una actriz personifica a nantzin Juana. La mujer de avanzada edad canta una canción en náhuat mientras en un canasto grande prepara cascarones de huevo con relleno de papel picado: se trata de los tradicionales “huevos chimbos”.

En un monólogo, Juana relata con añoranza su enamoramiento y mientras se queda dormida, transporta hasta sus sueños a todo el público hasta el pueblo de Izalco. Esta es la historia de su casamiento en Izalco.

La siguiente escena recrea un Martes de Carnaval, la ocasión en la que Juana conoció a su esposo Chepe. En la puesta en escena, todos celebran reventándose huevos chimbos después de haberse comprometido formalmente al compadrazgo, y entre juegos y música disfrutan del café, tamales y pan de maíz. La fiesta tiene un significado religioso, pues se realiza en el marco de la visita de Santa Isabel a su prima, la Virgen María.

Para esta escena, el elenco recrea juegos infantiles, arrancando al público las risas por las travesuras que suceden en el escenario y por las miradas de coqueteo y cortejo entre los jóvenes.

La tercera escena se denomina “Casamiento indígena en Izalco” y recrea el ritual de petición de la novia, una tradicional propuesta que incluye la ofrenda de un manojo de leña en la casa de la señorita a desposar.

Para culminar con esta alegre y emotiva presentación, los bailarines presentan el ritual ancestral del matrimonio vistiendo con atuendos izalqueños. Un guía espiritual y los tradicionales pitos evocan la prosperidad, abundancia y la bendición para la nueva familia.

“Como digno representante del colorido, alegría y laborioso esfuerzo de nuestro pueblo, nuestro elenco muestra las costumbres y tradiciones relacionadas a la cosmovisión nahuapipil, el sincretismo religioso y la lengua materna como aspecto identitario de las raíces ancestrales”, expresó el director nacional de Artes, Salvador Vásquez.

Según informó en un comunicado de prensa, el Ministerio de Cultura, la obra, que tiene una hora de duración, se compone de tres escenas que conforman un solo acto. En total, el repertorio incluye quince danzas bajo la dirección de la maestra Mayra Villacorta y las coreografías de Álex Gámez.

“El espectáculo cuenta con música en vivo de la marimba del Ballet Folklórico Nacional y la participación del grupo de danza folclórica de Panchimalco de David Montoya”, se explica en el documento.

Se incluyó también, las danzas “Petición de mano”, “Preparativos de ceremonia”, “Casamiento indígena (Achtu At)” y “Gran romance”.