Twitter Facebook    

logo1

Gastroparesia: un misterioso trastorno estomacal que va en aumento entre adolescentes y mujeres de 20 años

GastroClivelend1Principal

Gastroparesia significa, "estómago paralizado" - "gastro" significa estómago y "paresia" significa paralizado. Obtener el diagnóstico correcto es el primer paso para recuperar la vida, en la gastroparesia.

Redacción: colaboración de Cleveland Clinic        

"Doctor, no tengo un trastorno alimenticio", le dice una mujer joven de complexión delgada a su gastroenterólogo. "Tengo trastornos alimenticios".

Y en un número creciente de adolescentes y mujeres de 20 años, es cierto. Sufren de un misterioso trastorno estomacal llamado gastroparesia, en el que el estómago no puede vaciarse comúnmente.

“Cada vez que comen, se enferman”, explica el gastroenterólogo Michael Cline, DO, de la Clínica de Gastroparesia de la Clínica Cleveland. "Así que no quieren comer". Los síntomas más comunes: náuseas, vómitos, dolor abdominal, sensación de llenura, hinchazón. ¿Quién puede culparlos?

"Cuando el estómago no hace su trabajo triturando la comida, no se obtiene nutrición", explica el Dr. Cline. "Y si la comida se queda ahí demasiado tiempo, normalmente vuelve a través de los vómitos".

Si bien aún no se sabe cuántos se ven afectados o el porqué, el Dr. Cline dice que la gastroparesia ha aumentado en mujeres jóvenes en los EE. UU. Desde 2014. La cantidad de mujeres jóvenes que trata con gastroparesia ahora se duplica cada año.

Esto ha lanzado una mala pasada a quienes tratan la gastroparesia. Hasta ese momento, los pacientes se dividían equitativamente entre los que tenían diabetes y los casos idiopáticos, es decir, los que no tenían un origen conocido, dice.

"En estas mujeres jóvenes, tiende a estar relacionado con la autoinmunidad", dice el Dr. Cline. Muchos tienen enfermedad de la tiroides, artritis reumatoide o lupus.

Por qué es un misterio difícil de resolver

“Examinamos la sangre de estas niñas y mujeres jóvenes para detectar enfermedades autoinmunes y encontramos todo tipo de anticuerpos extraños, y realmente extraños, contra los nervios y los músculos”, dice el Dr. Cline. Uno de ellos se llama GAD (por sus siglas en inglés) o descarboxilasa del ácido glutámico. Es más común en los diabéticos tipo 1, pero en un no diabético, es significativo.

¿Otros hallazgos extraños? Anticuerpos de canal de potasio, canal de sodio y miastenia. Estas irregularidades se encuentran mediante un análisis de sangre llamado panel de diagnóstico de dismotilidad gastrointestinal autoinmune (AGID).

¿Prueba de anticuerpos? Listo, pero luego vienen las pruebas físicas que verifican cómo se mueve el tracto gastrointestinal de una persona. El Dr. Cline dice que uno de los principales problemas para diagnosticar correctamente la gastroparesia es que una prueba de EGG por sí sola, es decir, un electrogastrograma, no es suficiente para asegurarse que el problema que tenga el paciente sea realmente gastroparesia.

"Hay una falta de pruebas de motilidad general (cómo se mueven las cosas)", explica el Dr. Cline. “Estos pacientes son etiquetados con gastroparesia con una sola prueba. Pero también tenemos que mirar todo el intestino".

Hay muchos otros trastornos de la motilidad que pueden hacerse pasar por gastroparesia. ¿Los más comunes? Colon de tránsito lento: estreñimiento; y luego está la dismotilidad global, donde todo el intestino no se mueve, o, en raras ocasiones, es solo el intestino delgado el que no funciona.

“Es mejor dar cinco pasos hacia atrás y decir: 'No estoy seguro de que tenga gastroparesia todavía. Seguro que me das muchos síntomas, pero ¿qué pasa si examinamos su intestino y algo más está mal?”, comenta.

¿El tiempo promedio desde la primera aparición de los síntomas hasta el diagnóstico adecuado? Más de 2 años.

La mejor prueba para diagnosticar definitivamente la gastroparesia utiliza una pastilla "inteligente" que se ingiere para recopilar datos de su tracto gastrointestinal, dice el Dr. Cline.

En las adolescentes y mujeres jóvenes que tienen gastroparesia "puramente", el primer tratamiento que recomienda el Dr. Cline es la inmunoglobulina intravenosa (IgIV). Administrado semanalmente por vía intravenosa durante 12 semanas, se ha demostrado que este medicamento ayuda a reducir los vómitos, las náuseas, el dolor abdominal y la hinchazón.

Funciona combatiendo esos extraños anticuerpos relacionados con la autoinmunidad de los nervios y músculos, pero comenta que es astronómicamente caro y tiene que repetirse a menudo.

Desafortunadamente, no hay muchos medicamentos buenos para la motilidad disponibles, señala el Dr. Cline. Se utilizan metoclopramida (Reglan®) y eritromicina, aunque con moderación, ya que no son muy eficaces.

Un procedimiento POP (por sus siglas en inglés, que en español significan piloromiotomía endoscópica oral) innovador es uno de los mejores enfoques endoscópicos nuevos. Se realiza bajo anestesia a través de un endoscopio que se inserta por la boca y tiene excelentes resultados.

Una mirada a cómo funciona la prueba POP

“Hacemos un pequeño corte en el revestimiento del estómago, sobre la parte superior del músculo que regula cómo sale la comida”, dice el Dr. Cline. "Esto permite que la comida se vacíe".

Entonces, ¿qué tan efectivo es? El Dr. Cline dice que Cleveland Clinic tiene una tasa de éxito del 70% (una tasa tan alta, ya que se realizan las pruebas adecuadas para asegurarse de que los pacientes realmente tengan gastroparesia primero). El POP ha reemplazado en gran medida a los marcapasos gástricos implantables para la gastroparesia porque es mucho menos invasivo, agrega.

“El marcapasos es una gran idea en el paciente adecuado”, comenta el doctor. "Pero el problema es que, si no funciona, ahora tienes este dispositivo que está atornillado en el estómago. Así que comenzamos con el enfoque menos invasivo ".