Twitter Facebook    

logo1

PRESUPUESTO DE LA NACIÓN 2015 ESTÁ DESFINANCIADO SEGÚN ANEP

presupuest


Según los análisis hechos por la Asociación Nacional de la Empresa Priva (ANEP) el proyecto de presupuesto general de la nación 2015 tiene un desfinanciamiento que ronda los $1,200 millones.

Redacción: Alfredo Melgar - @elproyec - Foto: Archivo

carloscaceresPara los miembros de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), de aprobarse el proyecto de presupuesto general de la nación para el próximo año tal y como ha sido presentado, el país se estaría dirigiendo a la contratación de más deuda y a la reducción de empleos.

Según el análisis de la gremial más representativa del sector privado, el Ministro de Hacienda presentó el pasado lunes 29 de septiembre a la Asamblea Legislativa un plan de gastos en el que se han “sobreestimados los ingresos y subestimado el gasto público”

Waldo Jiménez, Director de Asuntos Económicos y Sociales de la ANEP, afirmó que “el presupuesto está nuevamente desfinanciado, la diferencia es que el desfinanciamiento es mayor que en los años anteriores, el gobierno ha sobreestimado ingresos según nuestras proyecciones va a recoger $380 millones menos de los presupuestados, y ha subestimado gastos por un total de $820 millones”.

Los cálculos de la ANEP indican que el presupuesto general de la nación para el siguiente ejercicio fiscal está desfinanciado en $1,200 millones. Partiendo de dichas cifras, se estima que, el ejecutivo únicamente podrá financiar sus actividades hasta el mes de septiembre, quedándose sin recursos a partir de octubre del 2015, advirtió Waldo Jiménez.

La aprobación de un presupuesto desfinanciado implica una práctica que roza con la ilegalidad, pues según la carta magna “el presupuesto debe ser presentado balanceado, entre los ingresos totales, y los gastos y las erogaciones totales que se van a realizar; sin embargo, el ejecutivo sabiendo que no tiene todos los ingresos y que ha ocultado gastos, presenta presupuestos desfinanciados y con eso se le está haciendo un fraude a la Constitución de la República”, advirtió.      

Lo anterior se convierte en un círculo vicioso, pues al aprobar un presupuesto que no alcanzará para pagar todos los gastos, a medio año el ejecutivo se ve en la necesidad de emitir Letras del Tesoro, con lo cual “también se le hace fraude a la Constitución porque los LETES están pensados por la Constitución de la República para hacer frente a situaciones transitorias de falta de ingresos, que normalmente ocurre en los primeros meses del año antes de que suceda la declaración del Impuesto Sobre la Renta el 30 de abril”, agregó Jiménez.

Por su parte, el presidente de la ANEP Jorge Daboub urgió a que se presupueste el uso de las Letras del Tesoro, y reprueba que se recure a la emisión de ese tipo de deuda sin justificación, pues argumenta que la recaudación fiscal se ha incrementado año con año.

El presidente de la gremial empresarial reprocha además que “administrando $4,800 millones tenemos servicios más deficientes y más pobres, o sea que administrando $70 millones más no es garantía de que vamos a cambiar a realidad del país; solo se puede cambiar si la estabilidad jurídica, la seguridad de la gente, la confianza en el país se renuevan”.

Para Daboub la clave para el incremento en la recaudación no es la creación de más impuestos, sino la apuesta en la generación de condiciones para el  crecimiento económico; mientras que el presidente de la Cámara Salvadoreña de Comercio y tesorero de la ANEP, Luis Cardenal, cuestionó la fiabilidad de los pronósticos de crecimiento del ejecutivo.

“No han pegado ni una, todos los años dicen que van a crecer tanto y no han pegado ni una; creo que la credibilidad debería ser cuestionada cuando nos digan algo. La otra parte es que el país, no hay duda y no importa a quién se le pregunte, el país no anda bien, por ponerlo de manera suave, no anda bien en todos los ámbitos en que veamos”, subrayó Luis Cardenal.

Después de entregar la ley de FOMILENIO II y el mismo convenio para ser ratificado por la Asamblea Legislativa, el Ministro de Hacienda Carlos Cáceres fue cuestionado por los señalamientos que hizo la ANEP. “No me extraña que FUSADES y la ANEP digan que el presupuesto está desbalanceado. Siempre dicen lo mismo”, respondió el funcionario.

“El presupuesto está presentado conforme a la ley y está balanceado” remarcó el titular del Ministerio de Hacienda. 

La ANEP pone en duda las proyecciones de crecimiento del ejecutivo que se calculan con base en la inversión que se pueda generar por el inicio del FOMILENIO II, “los desembolsos fuertes empezaran en 2016 y 2017, el otro año los desembolsos van a ser pequeños”, advierte el Director de Asuntos Económicos y Sociales de la referida gremial.

Jiménez añade que en promedio, el sector privado invierte entre $2,500 y $3,000 millones y lo contrasta con los $70 millones que se invertirán anualmente con FOMILENIO II; “lo más importante es activar la inversión privada, que los privados no inviertan $3,000 sino $4,000 millones, $5,000 millones, entonces vamos a ver la diferencia en el crecimiento de la economía del país”. enfatizó.