Twitter Facebook    

logo1

Alcides Gómez: “Aquí no es colorín ni colorado, el cuento no se ha acabado”

doctores3


La destitución del Director del Hospital Rosales, Mauricio Ventura, aún mantiene  en pie de lucha a los sindicalistas del Hospital Rosales, a quienes se sumó la Coordinadora Sindical Salvadoreña (CSS).

Redacción: Nancy Pérez - @elperiodista_sv -- Fotos: Giovanni Lemus - @Giovannilemus1

Mientras sindicatos de la Coordinadora Sindical Salvadoreña se sumaban en solidaridad con los médicos del Hospital Rosales y bloqueaban el tráfico vehicular frente a las instalaciones del Hospital Rosales, sobre la 25 Avenida Norte, en San Salvador adentro del nosocomio, pacientes esperaban ser atendidos.

Magdalena Parada, por ejemplo salió desde muy temprano de San Miguel para poder llegar a tiempo a su consulta con el oncólogo en el Hospital Rosales.

De nada valió haber pagado 80 dólares en transporte para estar a tiempo en su cita, ya que el especialista nunca llegó.

medicos1“Esto que están haciendo es malo, porque uno gasta para venir hasta aquí.. para que le digan a uno que no se encuentra el doctor”.

El mismo sentir experimentó Ramón Edgardo Quijada Jovel quien salió de madrugada, solo que él desde Cítala para llevarle las medicinas a su abuela (María del Carmen Jovel) de 86 años y quien padece problemas pulmonares.

“No me dieron las medicinas porque no alcance a agarrar número y esto que salí antes de las cinco de la mañana”.

Como el caso de los pacientes Parada y Quijada se suman más que llegan siempre  al hospital en espera de ser atendidos y recibir además de medicamentos, un trato humano y de calidad.

Alcides Gómez, Secretario General del Sindicato de Médicos del Hospital Rosales afirmó que este día (jueves) los colegas habían llegado a concentrarse después de ver las obligaciones con los pacientes.

“Nosotros esperamos no causarle daño a ningún salvadoreño porque no es ese nuestro objetivo, lo que estamos haciendo es defendernos de las agresiones legales, económicas, morales, laborales, sobre todo esa intimidación y hasta persecución política que se nos ha dado”.

Además de ser una forma para que la población conozca que no es cierto todo lo que dicen las autoridades del Hospital Rosales, ni las autoridades del Ministerio de Salud.

“Estamos viviendo una situación muy difícil en todos los aspectos de la vida de este país, en salud por ejemplo el Hospital Rosales necesita, anualmente, $12 millones y solo le asignan $4.2 millones, con la excusa que después aumentarán uno o dos millones, igual siempre quedan seis millones de diferencia, esa es la realidad que nosotros tenemos con los pacientes del hospital”.

Gómez aclaró que desean que el gobierno vea que hay un gran sector de la población que está descontento con un partido que prometió que iba a estar con los pobres y no es así….”Yo les quiero decir que rojo y tricolor igual es el color.. ..aquí no es  colorín… ni colorado, el cuento no se ha acabado”.

medicos2El descontento por parte de los sindicalistas también ha sido trasladado al presidente Sánchez Cerén, a través del Secretario de Participación Ciudadana Transparencia y Anticorrupción, Marcos Rodríguez, así como a Hato Hasbún, Secretario de Gobernabilidad y Comunicación. “Ellos saben la situación que estamos viviendo”. Más sindicalistas solidarios con las necesidades de los médicos.

Durante la mañana, los sindicalistas de la Coordinadora Sindical Salvadoreña  mostraron su apoyo a los médicos del nosocomio, que están recibiendo agresiones por parte del director, Mauricio Ventura.

Alcides Gómez explicó que el cierre de las calles frente al hospital no era señal de paro de labores o huelga, sino una muestra del respaldo de otros sindicatos que están recibiendo provocaciones como las que ellos reciben.

“Este día ya recibimos en la practica una agresión económica, ya que a casi todos los médicos nos han descontado más del 45 por ciento de nuestro salario, solo por cuatro días del mes de julio (28,29, 30, 31) descuentos que se dieron no por estar en paro, sino porque el director de manera arbitraría les había dicho que no usaran el libro de marcación”.

El especialista aclaró que son descuentos injustificados, ya que ellos están marcando en el libro de asistencia su presencia y hay documentos que prueban que están trabajando en el hospital.

Por lo que calificó que la agresión no solo es para los galenos, sino también para sus familias. De ahí que destacó que posiblemente que de agosto, septiembre quizá no reciban dinero.

Agregó que no pueden seguir tolerando los ataques de tipo políticos, ya que la noche del viernes 12, 13 y 14 de septiembre individuos vestidos de civil sin identificación llegaron a sus casas a reconocerlos  físicamente con fotocopia de DUI.

¿Quién entregó esas fotocopias a los individuos? ¿Quiénes son? Ya le planteamos eso a la Procuraduría de los Derechos Humanos y han prometido que investigarán, reveló.

Para Gómez esto si es peligroso, le recuerda los años 70 y 80 que el país vivió. “Pagamos con más de 80 mil muertos para que estemos recurriendo a esas medidas intimidantes y hasta terroristas en contra nuestras”.

“Nosotros preferimos mendigar que venir a someternos a los caprichos, las incapacidades e incoherencias que tiene este señor director del hospital Rosales” .

Gómez informó además que han buscado la parte legal para ampararse tanto como grupo como de manera individual porque la resolución que dio la jueza es un atentado a las leyes del país.

“Ella no tiene la jurisprudencia para haber dado esa resolución cometiendo errores tan graves como haber permitido como prueba fotocopias de periódicos que el director envió junto con la solicitud para que nosotros fuéramos declarados en huelga”.

medicos3El galeno sostuvo que ellos no hicieron huelga, sino una reducción de labores con el fin de llamar la atención de la población y de las autoridades hasta el presidente de la República para que tome cartas en el asunto.

“Pareciera que hay una línea política de querer acallar y aplastar toda voz disidente que esté en contra de las medio verdades o medio mentiras que dicen”, concluyó.